Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

 

INVITACIÓN A PENSAR LAS ÚLTIMAS GUERRAS

 (Luis Fernández-Castañeda, octubre de 2005.)

 

  

Portada del DVD. La imagen de Bush está

formada por soldados norteamericanos

muertos en la guerra de Irak.

      Pocos han tenido la suerte de toparse este año 2005 con un DVD titulado “HISTORIAS INDECENTES. DESDE EL 11-S A LA GUERRA DE IRAK”. Es magnífico. En él se encuentra, aparte de la película de Michel Moore sobre el atentado a las Torres Gemelas (Fahrenheit 9/11), dos reportajes en torno a la guerra de Irak (Irak, sensación de morir, e Irak, en el corazón de la guerra) presentados respectivamente por Miguel Rellán y Jon Sistiaga.

 

Incluye además una completa sección de Documentos sobre el 11-S, la guerra de Afganistán y la guerra de Irak, clasificados por versiones oficiales, artículos de opinión, material gráfico, y actividades didácticas. La selección de las fuentes es ponderada y muy útil para quien desee repensar la historia más reciente, pues a menudo las palabras pronunciadas aquellos días se escuchan de un modo muy distinto al cabo de los años. Con ello el lector gana en conciencia histórica y capacidad crítica. Pero lo que más destaca de este ingente trabajo...

 

...es la serie de espléndidas recopilaciones de imágenes y textos con los que el autor nos va contando desde el atentado a las Torres Gemelas en 2001 hasta la última guerra de Irak. Como se dice al comienzo, “no es éste un trabajo de investigación que pretenda descubrir la verdad, sino una recopilación de datos y opiniones para que cada cual decida cuáles son las historias indecentes”. Sin embargo, una de las citas que cierran el DVD es aquélla de Rémy de Gourmont según la cual “lo verdaderamente terrible cuando se busca la verdad, es que se encuentra”. A quien decida pasar un buen rato al arrimo del fuego de este disco, dispuesto a sumergirse en sus imágenes, sus crónicas y sus sucesivos puntos de vista, es muy posible que se le pasen las horas sin sentirlo. Al final, se levantará con la sensación de que, si no la verdad, ha encontrado desde luego...

 

...algo terrible, tan terrible que el título de “historias indecentes” resulta no sólo justificado, sino incluso suave. Ha sido el cebo con el que el autor de este trabajo consigue atraparnos con nuestro pleno consentimiento. Demuestra una consumada maestría en el manejo de los medios informáticos para fundir conceptos, imágenes, sonidos y textos en un conjunto que nunca se impone al lector, sino que le insinúa posibles caminos en el laberinto del mal, vías de investigación donde puede surgir quizá alguna luz.

 

     El primer capítulo, por ejemplo, dedicado al 11-S, se divide en cinco partes: el relato de los hechos, la investigación oficial, dudas razonables, los protagonistas y, por último, imágenes. En cada uno de ellos hay multitud de enlaces donde el lector puede navegar a su gusto, pero nunca pierde la inmediatez de los hechos, el dolor por lo ocurrido, la tragedia personal. El autor consigue que el lector no olvide nunca que no se está tratando de frías consideraciones geopolíticas, sino de la vida de seres humanos de carne y hueso, tan  concretos e individuales como los que ve en las fotos, de un realismo atroz sin caer jamás en el morbo.

 

    Conforme avanza la navegación por el DVD, uno se siente más y más atrapado por lo que cuenta y, sobre todo, por la manera de contarlo. Todo ello revela una aguda conciencia crítica y la virtud de saber inducirla en los demás.¿Quién ha subvencionado tantas horas de trabajo? Nadie. ¿Quién se ha encargado de su difusión? Nadie. ¿Qué equipo ha hecho este magnífico trabajo? Una sola persona. Se llama Juan José Boyano, y enseña Historia en el semiderruido IES Mar de Alborán, en Estepona, Málaga. Mantiene un portal de historia en http://maralboran.ath.cx/xoops.

Un consejo: consigan ese DVD, que esperamos sea el inicio de una fructífera serie. No se arrepentirán.

 

Luis Fernández-Castañeda, octubre de 2005.

 

 

VOLVER A PORTADA