Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

El arte de amar. E. Fromm. Ediciones Paidos. 11" reimprensión.

Barcelona (varias ediciones)

Beatriz Rubio Secilla

1.E.S CARLOS BOUSOÑO.

EL ARTE DE AMAR

El libro en general no me ha gustado demasiado, quizá porque

me he tenido que ir fijando mucho para después hacer el trabajo,

pero algunas partes me resultaban muy aburridas, aunque en el

libro hay ideas muy buenas y es interesante.

Me ha gustado mucho que aunque Fromm sea de la escuela

psicoanalítica no esté de acuerdo con todas las ideas de Freud,

como darle tanta importancia al sexo, para Fromm en vez de sexo

se debería hablar de amor,puesto que para él "el deseo sexual es

una manifestación de la necesidad de amor y de unión". Y también

critica un poco el machismo freudiano: "la sexualidad es

masculina... la libido tiene una naturaleza masculina tanto en

el hombre como en la mujer... ( la mujer es hombre castrado )...lI

Para Fromm hay masculinidad y feminidad tanto en el sexo como en

el carácter. También he aprendido algunos conceptos nuevos como

Narcisismo": considerar únicamente como real lo que existe en

el interior de uno mismo.

Es muy interesante también el esquema que considera Fromm

de los diferentes tipos de amor. Para él todo se basa en el amor

maternal y en el erótico, porque si no, no sería posible sentir

ninguno más: la madre tiene un papel fundamental, es el primer

amor del niño, la que le educa sentimentalmente, le enseña a

amar .,.pero la madre no ha podido tener un niño sin antes amor

erótico (o sí, pero en la mayoría de los casos no) y además,

también tiene que amarse a sí misma para poder amar

verdaderamente. Entonces, ponemos que el amor maternal y el

erótico son los que originan los demás: a Dios, fraternal...,

pero antes de nada deberíamos establecer la diferencia entre uno

y otro. Según Fromm el amor maternal es "el amor por el

desvalido", el fraterno es entre hermanos, pero ambos, aunque

diferentes, no están restringidos a una sola persona ("amo a

quien me necesita"), pero el erótico está en contraste con ellos,

es exclusivo, buscas la fusión con "una única otra persona". Pero

dentro del amor maternal, hay que destacar la diferencia que

establece Fromm entre el amor de la madre y el del padre. El de

la madre es incondicional, haga lo que haga el hijo le va a

seguir queriendo: la madre es la ternura, la que enseña a sentir

al niño, mientras que el padre el que le muestra la realidad, el

legislador, le impone normas y su amor tiene que se ganado,

merecido, no es incondicional. No se si estoy muy de acuerdo con

esto, yo creo que también los papeles se pueden invertir, ¿no?.

Según Fromm, el niño primero siente a la madre, después al

padre (admite sus normas y le admira) y más tarde, lo que hace

es incorporar ambas imágenes en sí mismo; creo que aquí el autor

sí está acertado, y también al decir que el amor a Dios ha tenido

los mismos pasos a lo largo de la historia: primero era una diosa

madre protectora, luego un padre dominante y ahora, la idea de

Dios incorporado a uno mismo, el UNO que está dentro de todos.

(Esta idea cada vez se va extendiendo más).

Donde también lleva razón Fromm es en este pequeño

fragmento :"El amor incondicional corresponde a uno de los anhelos

más profundos, no sólo del niño, sino de todo ser humano; por

otra parte, que nos amen por los propios méritos, porque uno se

lo merece, siempre crea dudas; quizá no complací a la persona que

quiero que me ame, quizás eso, quizás aquello- siempre existe el.temor de que el amor desaparezca-. Además, el amor "merecido"

siempre deja un amargo sentimiento de no ser amado por uno mismo,

de que sólo se nos ama cuando somos complacientes, de que, en

último análisis no se nos ama, sino que se nos usa". Por eso el

amor materno es el más importante de todos, porque es el único

que no nos deja, (o el último que nos dejaría). El niño, cuando

es pequeño sólo busca ser amado, es después, al crecer, cuando

se da cuenta de que también tiene que dar, por eso el de la madre

es el primero, porque no busca nada a cambio, es desinteresado.

Me ha gustado también mucho la afirmación de que el amor

necesita unas cualidades: cuidado, responsabilidad, respeto y

conocimiento. Creo que todo esto es algo básico para amar y ser

amado. Y también la afirmación de: "nos conocemos y, a pesar de

todos los esfuerzos que podamos realizar, no nos conocemos"

. Conocer a la gente y a nosotros mismos es muy difícil (el

autor lo deja claro) y yo creo que por mucho que profundicemos,

ni siquiera amando, llegamos a conocer verdaderamente.

Lo que menos me ha gustado ha sido el capítulo de IV El amor

y su desintegración en la sociedad occidental contemporáneaVI;

quizá porque habla en una dimensión demasiado compleja para mí

o porque me ha resultado muy aburrido, no lo sé.

Tampoco me gusta el que Fromm no admita la no concentración

al realizar las actividades. Yo creo que es muy difícil alcanzar

una concentración total, pero si siempre estuviésemos

concentrados estaríamos amargados. Y, sobre todo no me ha gustado

que diga que debamos evitar las conversaciones triviales (tampoco

deja claro cuáles son); ¿qué haríamos sin este tipo de

conversaciones que nos relajan y nos hacen olvidar todo por un

momento? Si todo fuesen conversaciones profundas también

terminaríamos amargados, agobiados. Pero sí me gusta el que Fromm

diga que debemos escuchar, no sólo oir, a los demás; y la

diferencia que establece entre la fe racional, basada en la

propia experiencia, y la fe irracional, creencia en una autoridad

irracional.

Por otro lado está el amor a Dios, Fromm lo muestra según . varras tendencias, pero yo me quedaría con esto: "la única forma

como puede captarse el mundo en su esencia reside, no en el

pensamiento, sino el acto, en la experiencia de unidad... el amor

a Dios no es el conocimiento de Dios mediante el pensamiento, ni

el pensamiento del propio amor a Dios, sino el acto de

experimentar la unidad con Dios.... No hay que

razonar a Dios, simplemente el que cree, cree, y el que no, no,

pero como Dios sería indefinible, cada uno lo vería, sentiría y

'amaría de una forma distinta: no se llegaría a él con el

pensamiento, sino con el sentimiento.

Leer este libro ha sido muy bueno, tiene ideas muy

interesantes, pero también muchas son cuestionables.

2. Relaciona el libro con los temas tratados en clase.

Ante todo, ¿qué es el AMOR?. En el libro de Fromm lo define

varias veces con distintos puntos de vista. Una versión es que

es un ARTE" aunque nadie lo sepamos todavía y creamos que es

algo bonito, 'pero a la vez cruel, que va y viene. Otra es que "el

amor es el hijo de la libertad" ,pero, digo yo, será de

una libertad exterior , porque en nuestro interior en realidad no

es tan libre, siempre hay algo de voluntad, ¿no?. Y otra de las.definiciones que me ha sorprendido es la de que es "la única

forma de conocernos a nosotros mismos, relacionado con la

personalidad, porque amando, según Fromm es como realmente nos

conocemos (nuestro verdadero interior). Aquí un pequeño fragmento

en el que lo explica todo muy bien:

"El anhelo de conocernos a nosotros mismos y de conocer a

nuestros semejantes fue expresado en el lema délfico: "conócete

a ti mismo". Tal es la fuente primordial de toda psicología. Pero

puesto que deseamos conocer todo el hombre, su más profundo

secreto, el conocimiento corriente, el que procede sólo del

pensamiento, nunca puede satisfacer dicho deseo. Aunque

llegásemos a conocernos muchísimo más, nunca alcanzaríamos el

fondo. Seguiríamos siendo un enigma para nosotros mismos, y

nuestros semejantes seguirían siéndolo para nosotros. La única

forma de alcanzar el conocimiento total consiste en el acto de

amar: ese acto trasciende el pensamiento, trasciende las

palabras... El conocimiento del pensamiento, es decir, el

conocimiento psicológico, es una condición necesaria para el

pleno conocimiento en el acto de amar. Tengo que conocer a la

otra persona y a mí mismo objetivamente, para poder ver su

realidad, o, más bien, para dejar de lado las ilusiones, mi

imagen irracionalmente deformada de ella. Sólo conociendo

objetivamente a un ser humano, puedo conocerlo en su esencia

última".

Después de todo lo dicho, el amor como única forma de

conocer completamente nuestra persona (aunque yo creo que nunca

llegamos a conocer nuestro fondo, fondo) yo me pregunto... ¿ese

amor tiene que ser hacia los demás, erótico principalmente, o

puede ser hacia uno mismo?, porque ¿uno se quiere a sí mismo

cuando conoce su verdadera personalidad, o amándose es cuando la

descubre realmente. Unas páginas antes de éstas en la que se

encuentra el fragmento extraído, Fromm dice que para AMAR, en

palabras mayores, es necesario tener la personalidad

desarrollada. Entonces, ¿es que las personas que no pueden amar

no tienen la personalidad plenamente desarrollada?

También en este fragmento, y en todo el libro se refieren

al conocimiento y al pensamiento, ambos forman parte del amor,

pero no lo son todo, ni mucho menos. el conocimiento es, de

alguna forma, lo que nos motiva a amar, puesto que al amar es

como nos conocemos realmente a nosotros mismos y a los demás. Y

el pensamiento como forma de intentar conocer, razonar el amor

(sobre todo a Dios), pero como no lo puede explicar ni

comprender, el pensamiento es como una barrera, porque no nos

deja llegar a entender la verdadera esencia del amor: pero

también es una forma de conocimiento de él, aunque no de

entendimiento.

Bueno, volviendo a las definiciones:

"El amor es la preocupación activa por la vida y el crecimiento

de lo que amamos. Cuando falta tal preocupación activa, no hay

amor". Cierto, creo que es muy cierto, pero pienso que

con ese amor también buscamos, o deberíamos un crecimiento

propio.

Pero también lo define antes el autor como "la unión a

condición de preservar la propia integridad, la propia

individualidad . ..un poder activo en el hombre que lo capacita

para superar el sentimiento de aislamiento, y no obstante le

permite ser él mismo, mantener su integridad". También

sacaríamos aqui el tema de la personalidad: el amor nos hace ser.más personales, auténticos, únicos...si es amor verdadero,

l'madurol' como dice Fromm, si es simbiótico se supone que no, que

dependemos del otro (es una relación de conveniencia).

la última definición que me ha sorprendido es la de "no es

una relación con persona específica, es una actitud, una

orientación del carácter que determina el tipo de relación de una

persona como totalidad, no como un 'objeto amoroso'.

Aquí nos dice Fromm que es una orientación del carácter, o

sea, un estilo de vivenciar los sentimientos con origen en la

influencia exterior. Entonces, ¿el carácter orienta nuestro amor

0 nuestro amor el carácter? Y... ¿qué pasa con el temperamento,

no tiene sitio en el amor?: ¿No sentimos todo también sin tener

el carácter bien formado?; ¿la parte genética, la herencia, no

nos hace sentir el amor de una forma distinta? Yo creo que

también cuenta nuestro fondo, fondo, para sentir el amor pero es

cierto, quizá para sentir ese amor tan extraño ("maduro") del que

habla Fromm, haya que tener el carácter y la personalidad

bastante desarrolladas.

Como amar forma parte de nuestro carácter y nuestro carácter

es una de las cosas que determina nuestra personalidad, llegamos

de nuevo a la idea de que el amor y la personalidad están muy

unidos, pero . ..¿es el amor el que define nuestra personalidad,

o nuestra personalidad es la que define al amor?

¿El amor es realmente un "arte"? Según este libro sí, pero

Fromm no explica mucho la práctica de este arte, sino que se

centra más en la teoría. Pero es un arte que nadie comprende ni

quiere aprender ¿y por qué entonces no aprendemos a amar?,

teniéndolo al alcance de nuestras manos... podríamos aprenderlo

igual que aprendemos a hablar, a relacionarnos con la gente o

pintar. Según el autor no aprendemos a amar simplemente por dos

cosas: porque no sabemos que es un arte que, como todas, se puede

aprender y porque hay otras cosas que nos motivan más, como el

dinero, el sexo, el poder... que nos proporcionan satisfacción

al instante. Además, sólo buscamos ser amados y el amor no

consiste sólo en eso, también implica amar.

Pero viendo el amor como motivación de las personas, yo me

pregunto: ¿por qué nos motivan otras cosas más que el amor?,

¿porque son satisfacciones al momento o porque realmente lo que

pasa es que tememos al amor y no lo conocemos?

¿Dónde está ese sentimiento en nuestra escala de valores?:

¿una persona autorrealizada puede vivir sin amor?. Imagino que

el amor sería una motivación de filiación, puesto que nos hace

romper esa separatidad en que vivimos, nos une a los demás, pero

entonces... ¿por qué nos importan más las motivaciones de logro

y de poder? Yo creo que el amor no es una motivación en sí, ni

primaria ni secundaria, sino que es algo que está de telón de

fondo: desde que nacemos sentimos amor por nuestra madre, por lo

que nos rodea, y todo ello responde con amor porque, llegamos

ahí, a que el amor hay que trabajarlo para que traiga amor y dé

frutos. Entonces, el amor siempre está ahí: queremos a nuestros

amigos y familiares, pero lo hacemos sin pensarlo, sin demostrarlo como se demuestra el amor tópicamente (las típicas

rosas o el regalito de San Valentín), pero les amamos aunque no

nos motive el hacerlo, les queremos porque convivimos con ellos

y les conocemos, pero lo hacemos inconscientemente, sin pensarlo

y sin una motivación especial. Creo que el amor no es una

motivación exactamente, sino algo que está siempre ahí y es

necesario, aunque quizás el amor a Dios o el erótico sí nos.motiven más, porque se llega más allá del amor en sí, conlleva mucha más cosas.

Para responder a las otras preguntas debemos partir de que

hay muchas clases de amor y que ese arte no consiste sólo en dar

sino también en recibir. Yo creo que la persona autorrealizada

ante todo se ama a sí misma (que ya es amor) y también ama a los

demás, puesto que si no, no sería posible estar autorrealizado,

porque no recibiríamos más amor que el nuestro propio y el amor

es, ante todo, una necesidad, se mire por donde se mire, y al

darlo tambien nos sentimos realizados. Así, la persona

autorrealizada no puede vivir sin amor.

Pero . ..¿qué es el amor?, querer a una persona ¿es un

impulso, un deseo o voluntad?, a fin de cuentas ¿es consciente

o inconsciente? Yo creo que tiene un poco de cada cosa, pero si

tuviese que elegir me inclinaría a que es más bien inconsciente,

porque tú no eliges quien te tiene que gustar, simplemente te

gusta, quieres a esa persona aunque no sea conveniente 0 no te

guste amarla. Sí, bien, tú puedes decir: "no me debe gustar, voy

a olvidarlo y ya no le quiero"; razonas conscientemente por qué

le amas y por que no debería ser así, pero aunque llegues a la

conclusidn de que te gusta sin motivo alguno, que es una mala

persona y, en realidad, no le quieres, te sigue gustando. ¿Por

qué? porque a tu inconsciente le gusta y con eso basta. Claro que

también está el caso de la persona a la que no quieres pero, no

se sabe cómo, tu voluntad hace que te empiece a gustar; pero, por

ejemplo, en los matrimonios de conveniencia, si la persona con

la que estás casado no te gusta en absoluto, por mucho que tu

voluntad quiera amarle sólo sientes cariño, no amor. Pero sí,

está claro que sin voluntad no llegamos a ninguna parte y ésta

puede hacer, a la larga, que acabe ese amor, pero yo creo que

siempre queda algo.

Según Fromm, el amor, al menos el erótico, es puramente

voluntad, pero... ¿por qué entonces fracasa el amor? Vivimos en

una sociedad en la que aparentemente existe el amor. A diario

vemos películas de amores felices o de desdichados, hay múltiples

canciones sobre el tema . ..pero si el amor es voluntad, ¿por qué

fracasan algunos matrimonios? Ellos pusieron su voluntad en

casarse, unirse para siempre, pero también debía haber una

"químicaw entre ellos, entonces, ¿por qué se ha ido el amor?, ¿se

ha ido el sentimiento o la voluntad? Yo me inclino más hacia que

se ha ido el sentimiento.

Para Fromm el amor fracasa por varias razones: porque no

alcanzamos a conocer su verdadera esencia, fijándonos más en lo

amado que en el amor en sí y por dos motivos sociales: la

sociedad consumista en que vivimos (vemos el amor personalizado,

objetivizado)y la ttcensurall del amor en tiempos pasados, cuando

los matrimonios eran convenidos.

Y ya para terminar, cito brevemente otros temas tratados en

clase de los que habla Fromm:

- Las motivaciones de la madre para amar a su hijo son

principalmente dos: él es suyo y le hace superar a la madre su

narcisismo.

- El amor de carencia encuentra un buen refugio en el la relacibn

amorosa del "amor simbiótico", con el sadismo y el masoquismo.

- El psicoanálisis (aunque Fromm cuestiona ciertas cosas sobre

el pensamiento de Freud, pero nunca se aleja de sus ideas).

VOLVER A PORTADA