Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

Los sofistas

Por: Gabriel Rayos García[1]

(Octubre de 2006) 

Dedicado a Federico Ferro Gay [2]

Introducción

 

A mediados del siglo V, en diferentes ciudades griegas, se dieron varios factores que generaron la aparición de destacados pensadores, llamados sofistas, los cuales hicieron a un lado la cuestión cosmogónica y se enfocaron al hombre y su entorno; en ese momento se estaba dando una apertura dentro de la política griega, que creó la necesidad de tener líderes sociales que propusieran ideas nuevas, Los sofistas no nada más fueron líderes, sino también, fueron maestros que cobraron por su servicio, aunque se enfrentaron a críticas muy serias por ello, por parte de los filósofos tradicionalistas como Platón, no deteniéndolos realizando una gama indefinida de actividades que se expondrán a lo largo de este pequeño ensayo; entre ellas la diferente movilidad que ejercían para enseñar. Hablaremos de algunos puntos del conocimiento que generaron estos grandes pensadores, los más reconocidos sofista son Protagoras, Gorgias, Hipias y Pródico, de ellos se destacará lo más importante de sus vidas y alguna de sus propuestas que repercutieron dentro de la sociedad de la época. Un personaje que es incluido en este trabajo es Filóstrato, quién no es considerado sofista por mucho, pero escribe la importante obra la Vida de los sofistas, lo cual le da cierta importancia dentro del contexto del pensamiento antiguo.

 

 

Surgimiento Sofista

 

Hubo dos motivos importantes para que los filósofos griegos se desplazaran del problema cosmogónico y se enfocara al análisis antropológico: las guerras persas y los cambios dentro de los sistemas políticos de las ciudades estados griega (pólees)[3]. La apertura democrática que se dio en esas urbes generó que las masas populares y cada individuo se sintiera parte de la política, teniendo la posibilidad, aunque lejana de llegar al poder. Esta situación provocó que el ciudadano (polítes) se preocupara por el bien social. Además “la creciente importancia que cobran los tribunales y asambleas populares”[4], estos sitios eran núcleos de propaganda de las leyes cívicas y morales, que necesitaban pensadores capaces de interpretar y fundamentar los requerimientos sociales. El ciudadano que pretendía impactar a la sociedad griega, tenía que ser audaz e impresionar por medio de diálogos retóricos y ademanes vistosos, de este modo se empieza a dar el florecimiento del arte de la palabra; aún en contra de las ideas filosóficas tradicionales como las de Aristófanes en sus comedias, de nuevos individuos dentro de la sociedad y a la par, líderes que satisficieran las demandas y fundamentaran la idea del individuo a través de doctrinas, los maestros sofistas, si se les puede decir así, adquirieron el carácter de líderes en las clases populares.[5]

 

Estos lideres se denominaron sofistas (sophistés), que su traducción literal es “maestro de arte, o (sóphizo) proveniente del verbo “instruir”. La palabra “sofista” no significaba nada importante para el idioma griego en sus inicios, pero cuando empieza la Guerra del Peloponeso se le dio un importante significado a esta palabra, como ya se a descrito líneas en su sentido literal “maestro de arte o instruir”, pero ya aplica dentro de un contexto social, su connotación era “representante de una ciencia o un arte e incluso una técnica y también, por consiguiente, al inventor de ella[6]”.

 

Entre estos maestros de la enseñanza se encuentran: Protágoras, proveniente del norte de Abdera, cerca de la frontera de Tracia; Gorgias, que venía de la ciudad de Silicia. Hipas nativo de Elios, en el Peloponeso, Pródico era de Keos una pequeña isla, Trasímaco, procedente de Calcedonia, en Asia Menor, Critias y Antifón, que eran de Atenas; Alcidamas y Calice entre los más importantes. El auge sofista se empieza a manifestar en la ciudad de Atenas a la mitad del siglo V a. C. en el esplendor de Pericles.[7] Los sofista no conformaron un grupo o escuela, aunque tenían ciertas peculiaridades filosóficas, que es, lo que nos a ayuda en la actualidad a agruparlos como sofistas, “fueron más bien producto de una evolución sociopolítica que venía presionando sobre establishment, destinado a tambalearse en sus cimientos a raíz de la revolución democrática”[8]. Sus influencias provenían del materialismo de los jonios y retomaron muchas de las ideas políticas y sociales de Demócrito, abriendo la posibilidad de que después se diera el humanismo epicuriano (Epicuro). [9] Aunque la palabra “sofista” se empezó a utilizar en Atenas como algo despectivo, por parte de los grandes filósofos de esa ciudad, como Aristófanes, afirmando “que llaman a todos los maestros de la sabiduría impuestos por la moda”. Sócrates y más Platón se manifestaron en contra de esta corriente de conocimiento, porque los sofista no enseñaban por amor al arte, sino mas bien eran mercaderes de la educación, estableciendo honorarios a la gente   que impartían su enseñanza, que por lo regular era gente rica[10], Platón el más fiero combatiente de esta corriente y tal vez, a quien le debemos que no haya suficiente información de los sofista en la actualidad, porque muchas de las obras escritas por los sofista fueron quemadas por él, también cobraba por ejercer sus cátedra de filosofía.[11]

 

Pero irónicamente gracias a Platón, podemos darnos cuentas de muchas de las incursiones de los sofistas en Atenas y cómo eran recibidos por sus discípulos, “hay que cederle un poco la palabra para su entrada en escena, el testimonio de Platón muestra extraordinaria notoriedad de este puñado de hombres.”[12]Por ejemplo en la Apología de Sócrates donde se menciona a varios sofistas se les acusa de cobrar honorarios por la enseñanza:

 

“No obstante, es que no hay nada de esto, y, si habéis oído que alguien dice que yo intento formar a las personas y que les cobro dinero, tampoco esto es verdad. Aunque también eso, al menos a mí, me parece que es hermoso, en el caso de que alguien sea capaz de formar a los hombres, precisamente como Gorgias, el de Leontinos, Pródico, el de Ceos, e Hípias, el de Èlide. Pues bien, señores, cada uno de éstos, cuando va adoctrinando de ciudad en ciudad, persuade a esos jóvenes- los cuales pueden seguir gratis a quien les dé la gana de entre sus propios conciudadanos- a que, después de abandonar la compañía de aquéllos, lo siga, pero con el pago de honorarios y , además, le tengan que estar agradecidos. […] Sucedió que me encontré por fortuna al hombre que ha pagado a los sofistas más dinero que todos los demás juntos, Calias[13][14]

 

Cuando se exige la enseñanza de forma profesional, se requiere que estos profesores, saquen alguna remuneración de su tiempo invertido y conocimientos impartidos, no obstante en la sociedad griega es imposible desfasarse de esta necesidad natural;  Sócrates, con su admirable falta de penuria, Platón y Aristóteles, con el pensamiento absoluto en esos asuntos, ayudad en ellos por su prosperidad particular y excitando conjuntamente por el prejuicio helénico no obstante toda acción remuneradora.[15]Platón y Aristóteles se oponían rotundamente a ejercer conocimiento para obtener dinero. La sociedad tenía el derecho de reclamarles a los sofista, por que se ganaban la vida enseñando, afirmando que su sueldo era más del que en realidad ganaban por su trabajo; también eran discriminados porque casi todos eran extranjeros, y además se oponían a la ideas de los filósofos tradicionales.[16]Con esto no quiero decir que los filósofos como: Platón, Hipócrates, Heródoto por mencionar algunos, estuvieran eximidos de los problemas antes mencionado.

 

Pero porque estos grandes pensadores, tenían que ejercer una labor de forma gratuita, y tomando en cuenta que viajaban con frecuencia, tampoco la sociedad griega veía mal que se remunerara a pintores, músicos, poetas, retóricos, gimnasiarcas y maestros, también los triunfadores  en los juegos olímpicos recibían premios económicos,[17]entonces ¿Por qué estos maestros no debían cobrar por su labor, si era normal en los griegos?

 

Pero la educación sofista era para clases aristócratas interesas por el poder o en que sus hijos accedieran a las élites preparados para desenvolverse en ese medio; por qué al recurrir a este tipo de enseñanza, una de la principales tareas era instruir al pupilo a hablar en público, el arte de la retórica. Aprender cómo argumentar la defensa de sus ideas ante las asambleas y tribunales, estos puntos eran importantes, porque la sociedad de las ciudades griegas era quien aprobaba o desaprobaba las decisiones del Estado, pero el pueblo necesitaba líderes preparados para dichas argumentaciones ante los órganos políticos[18] También los aristócratas profesaban que las leyes naturales eran las que les brindaban privilegios y mantenían a través del tiempo, no cambiaban, pero los sofistas, se contraponían a esta postura ortodoxa, opinaban que las costumbres o “las diferentes necesidades relativas a los intereses creados por parte de las distintas comunidades”.[19] No eran de carácter natural. La desigualdad no existía, ante la creación natural todos poseían los mismos derechos y obligaciones, que los esclavos no tenían razón de ser; por ejemplo, Hipías dando una argumentación de los postulados de igualdad ante los seres humanos, afirma que “la ley, tirana de los hombres, impone su obligación a la naturaleza”.[20] Hay una dualidad en esta afirmación, la primera que el hombre esta regido por un entorno natural, la segunda son las leyes que construye la persona que en cierta manera se contrapone al estado natural. También Antifón, otro sofista, asevera la convivencia natural de todos los seres humanos, aristócratas, villanos, griegos y bárbaros, “el hecho es que todos somos  por naturaleza y nacimientos idénticos, griegos y bárbaros […] Ninguno de nosotros ha sido distinguido en su origen como bárbaro o como griego: todos respiramos aire por la boca y por las narices”[21]

 

Tanto Hipías como Antifón no pretenden erradicar las clases sociales, sino establecer la distinción entre leyes naturales y del hombre, pero tan sólo el hecho de pronunciar este tipo de cuestionamientos ante la sociedad que creía que había triunfado ante la barbarie y que fundamentaba en gran parte, el ser griego, en esa distinción. Los inicios de idea igualdad del ser humano empiezan aquí.

 

La mayoría de los sofistas fueron diplomáticos y promovieron las ideas de igualdad del hombres entre las comunidades que visitaban, “algunos de ellos, contribuyeron al esclarecimientos del derecho positivo”.[22] Por ejemplo, Protágoras, considerado el más importante dentro de los sofistas, fue amigo de Pericles y existe la posibilidad que por recomendaciones de él, entre 444-43 a.C., se haya dirigido a Turios, en donde escribió la legislación de ese pueblo, también fue el primero en cobrar por su trabajo.[23], al igual que Gorgias e Hipias, siendo cantidades muy altas las que recibieron supuestamente.

 

Los sofistas fueron denigrados por Platón y Aristóteles, negándoles el rango de filósofos, pero si filosofo es cualquier que reflexiona críticamente acerca del quehacer humano”[24], entonces debemos acreditarlos por encima de muchos intelectuales griegos de esa época, que han sido certificados por la idiosincrasia de la Grecia antigua.[25] Pero su enfoque hacía las necesidades del hombre, les da el carácter de humanistas en todo el sentido de la palabra.

 

Los Sofistas destacados

 

Protágoras.

Nacido en la ciudad griega de Abdera,  entre el 485 y el 411a.C, la característica peculiar de Protágoras, tenía conocimientos enciclopédicos, lo cual era una norma dentro de los iniciadores del movimiento sofista, ágil para fundamentar sus conocimientos y convencer a sus escuchas, era profesor de los jóvenes en las diferentes ciudades de Grecia y recibía altas remuneraciones por esta actividad.[26] Protágoras se presume que estuvo muy identificado con las ideas de Heráclito, específicamente con las del fluir continuo de las cosas. Y al mismo tiempo también los elementos de la cosmovisión externa están subyugados a la constante permuta del inacabable flujo y reflujo de pequeñas partes del mundo, de igual modo las funciones del cuerpo del hombre con todo sus miembros se deben percibir en constante cambio.[27]

 

La afirmación de Protágoras que es hombre es la medida de todas la cosas, atentaban en contra de las dogmas, instituciones y para el estado. En la materia religiosa puso en tela de juicio la existencia de los dioses griegos, lo cual le causo el destierro total de los territorios griegos y se cree que haya muerto cuando se dirigía a Silisia, cuando su barco naufrago.[28]

 

Gorgias de Leontium

 

Vivió entre el 483 y el 374 a.C., estaba vinculado con el arte retórico, fue discípulo de Empédocles, la calidad de su conocimiento y discurso le dio la oportunidad de ser maestro y orador dentro de una sociedad griega que estaba inmersa en un cambio político y jurídico que requería a pensadores preparados para discutir cualquier idea que se propusiera en los círculos de debate de la época.[29]

 

También se considera a Gorgias, el creador del discurso artístico, aunque exciten serias dudas al respecto por parte de eruditos en el tema; que mantiene su esencia retóricos, entonces esto generó que los atributos artística gorgiana se mantengan dentro de los diferentes poetas y prosistas durante y después de la muerte de este sofista, que se cree que tuvo una larga vida que fue de 108 años.[30]

 

Lo más brillante de este sofista le provocó constantes ataques por parte de los filósofos de época como Platón, aún de sus destacas aportaciones dentro del campos filosófico y científico; entre sus obras destaca el tratado Sobre el no ser o Sobre la naturaleza, el Discurso Olímpico que sólo se conoce por de forma muy breve por la Retórico de Aristóteles, la igual que le discurso Pitico supuestamente se expuso en el templo délfico de Apolo, Epifanio que hacía referencia a los muertos en la Guerra del Peloponeso.[31]

 

 

Critias

Originario de Atenas, tenía lazos familiares con el filosofo Platón, Critias es el ejemplo exacto de lo que puede generar la ideología radical sofistica dentro de una persona que tenía cierto estatus dentro de la sociedad griega[32]; influyó de manera directa para que el gobierno democrático fuera diluido, pero no se cree que fuera un ser anárquico, sino que buscó, que la democracia fuera desintegrada al interior. También realizó alianzas con Esparta donde integró el grupo de los Treinta Tiranos, es decir, formó parte de mandato oligárquico que estaba protegido por el ejercito espartano y mostrando un centro de culto muy importante para los griegos que fueron destruidos.[33] Se cree que Critias tenía serias discrepancias con las creencias politeístas, y culpaba a los antiguos gobernantes de crearles a los individuos la idea de que estaban vigilados por algo superior que regulaba las acciones del ser humano, ya sea fueran buenas o males, y que al momento de hacer algo malo serían castigados por ellos. El sofista dentro del desarrollo del ser humano trata de ubicar los principios religiosos y te revela que dichas creencias son siempre una herramienta para los gobernantes.[34]

 

Este sofista muere en el 403 en la ciudad de Atenas, dejando dentro de su legado elegías, dramas, y una gran cantidad de escritos en prosa; de los cuales hay que hacer notar una especie de teoría del Estado; pero al igual que todos los que son considerados sofistas, se mostró un fuerte apego a las cosas que forman parte de del subvenir histórico y cultural del hombre.[35]

 

 

 

Filóstrato

 

Flavio Filóstrato de Lemnos, nació entre 160 y 170 d. C., “probablemente el segundo de la conocida familia de sofistas cuyos miembros más eminentes viven durante los siglos II y III d. C.”[36], realizó sus estudios en Atenas junto a Proclo, Hipódromo, Antípas, y en Efeso con Damiano, quien le enseño mucho sobre los sofista del siglo II. También fue integrante del grupo de Julia Domna[37], se cree que Filóstrato viajó a Galia y Gran Bretaña entre los años 202 y 208 d. C., también se mantuvo por largas temporadas en Pérgamo, Nicomedia y Antioquía, núcleos del movimiento sofista.[38]Después de la muerte de Julia Domna, Filóstrato sale de Antioquía y viaja hacía Tiro, publicando allí su obra llamada Vida de Apolonio, aunque literalmente sería En honor de Apolunio, la familia más cercana a Filóstrato tenía estatus senatorial, se cree que fue una posición adquirida por la relación con Julia Domna. Al parecer la última etapa de su vida la pasó en Atenas.[39].Subsistió durante el imperio de Filipo el Árabe, al ser asesinado Gordiano III (224-249) Filóstrato realiza la obra las Vidas de los Sofistas y se la dedica a Gordiano, lo cual nos da muy buena referencia acerca de la fecha en que se escribió esta obra, porque Gordiano entre el 229-230, lo nombraron cónsul en las colonias africanas; Filóstrato habla en al obra Vidas de las Ciudades de Asia, de los viajes de los sofistas y sus actuaciones[40].

 

Conclusión

Los sofistas fueron individuos que se caracterizaron por el interés del hombre dentro de su entorno sociopolítico, revolucionaron las ideas tradicionales e impusieron sistemas nuevos de pensamiento dentro de la retórica, también fueron profesores asalariados.

 

 

 

Bibliografía

 

Capelle, Wilhelm, Historia de la filosofía Griega, Gredos, España 1958, [Trad. de Emilio Lledó]

 

De Romilly, Jacqueline, Los Grandes Sofistas en la Atenas de Pericles, Seix Barral, España, 1997, [Trad. Pilar Giralt Gorino]

 

Ferro Gay, Federico, De la Sabiduría de los Griegos, UACJ, Ciudad Juárez, Chi., 1995.

 

Filóstrato, Vidas de los Sofistas, GREDOS, Madrid, España, 1982, [Trad. María Concepción Giner Soria]

 

Platón,  Apología de Sócrates. Critón. Fedón., Akal, Madrid, España, 2005, [Trad. Ma. Luz Prieto].

 

Zeller, Eduardo, Sócrates y los Sofistas, NOVA, Buenos Aires, 1955. [Trad. José Rovira Armengol.]

 


 

[1]Gabriel Rayos García: nacido en Ciudad Juárez, México (1976).Estudiante de Historia en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Asistencia y participación en la Cátedra Internacional de Historia Latinoamericana “Friedrich Katz”, “fraternidad, lealtad primordiales e identidad comunitaria en los procesos de movilización. De las redes comunitarias a la rebelión generalizada. Teorías para comprender el magnismo agrario fronterizo”.Impartida por la Dra. Jane Dale LLoyd, Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, (2004), Ponencia: El magonismo en el noroeste de Chihuahua, en el XXVIII Encuentro Nacional de Estudiantes de Historia, de la Universidad Autónoma de Campeche, (2005), Ponencia. La guerrilla sandinista, 1961-1979, en Historia Expone III, en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, (2006).

[2] Federico Ferro Gay: nacido en Génova Italia. Doctor en Letras Modernas por la Universidad de Turín, Italia. Docente de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, 1984-2006. impartí cursos de Literatura, Filosofía, Latín, Griego e Italiano. Reconocimiento de la Unión de Universidades de América Latina, y de la UNAM; UAM; UACH y UACJ. Entre sus obras publicadas están: Breve Historia de la Literatura Italiana, Introducción Histórica a la filosofía, De la sabiduría de los griegos (1995).

[3] Federico, Ferro, Gay, De La Sabiduría de lo Griegos, p. 123

[4] Idem. P. 123

[5] Wilhelm Capella, Historia de la filosofía Griega, p.114

[6] Idem, p.113

[7] Jacqueline de Ramilly, Los Grandes sofistas en la Atenas de Pericles, p. 18

[8] Opus, Cit. N.2  p.124

[9] Ibid, p. 124

[10] Opus, Cit. N.4, p.114

[11] Opus, Cit, N.2, p.124.

[12] Opus, Cit. N. 5, pp. 18-19

[13] “Rico ateniense, bastante más joven que Sócrates, excesivamente apasionado por los sofistas, y anfitrión de los mismos.”

[14] Platón, Apología de Sócrates. Critón. Fedón, 19d, e y 20a, pp. 41-42

[15] Eduardo Zeller, Sócrates y Los Sofistas, p.56.

[16] Idem, p.56

[17] Idem, p.57

[18] Opus Cit. N. 5, p.22

[19] Opus Cit. N.2, p. 125

[20] Opus Cit. N.5  pp. 18-19

[21] Idem, p. 122

[22] Opus, Cit. N. 2, p. 125

[23] Opus, Cit. N. 4, pp. 116-17

[24] Opus, Cit. N. 2, p. 125

[25] Idem, p. 125

[26] Filóstrato, Vida de los Sofistas, Libro I, 494b, p. 86

[27] Opus, Cit. N 4, p.117

[28] Opus, Cit. N 24, p.87

[29] Opus, Cit. N 24, 492, pp 83-84.

[30] Opus, Cit. N 24, 492b, p. 84

[31] Opus, Cit. N. 2, p.131

[32] Idem, p. 97

[33] Opus, Cit. N 24, 501, p. 97.

[34] Opus, Cit. N. 2, p.135

[35] Opus, Cit. N. 4, p.121

[36] Filóstrato, Vidas de los Sofistas

[37] “Nacida en Emesa, Siria. Segunda mujer de Septimio Severo. Madre de Caracala y Geta en 188 y 189 respectivamente. Famosa por su inteligencia se rodeó de un círculo de intelectuales, [...] como los juristas Papiano, Ulpiano y Paulo [...] filósofos como Filóstrato. Muere en el año  217.”infamación de M. Pilar Rivero, en  Las matronas de la dinastía Severa, http://clio.rediris.es/clionet/fichas/severos_sevmuj.htm

[38] Opus, Cit. N 24, Introd., pp. 9-15.

[39] Idem, pp. 285

[40] Idem, pp. 289

 

 

VOLVER A PORTADA