Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

 

 

Marx: preguntas sobre El Dieciocho Brumario de Luís Bonaparte y sobre la introducción de En torno a la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel

  

Francisco Umpiérrez Sánchez

 

Un joven colombiano, amante de la filosofía, me ha formulado dos preguntas. Les transcribo en primer lugar sus palabras y luego vendrán mis respuestas. 

“De la lectura de dos obras de Marx me surgen dos preguntas puntuales que quisiera que usted tuviese la gentileza de ayudarme con la respuesta. 

1. Iniciando el Dieciocho Brumario, Marx indica que "Hegel en algún lugar advirtió que todos los hechos y personajes de la historia se repiten por así decirlo dos veces..." Me gustaría que me indicase, de ser posible,  en qué lugar de la obra de Hegel se realiza esa afirmación. 

2. En el texto que se conoce como Contribución a la Crítica de la Filosofía del Derecho de Hegel, y puntualmente cuando Marx examina la conciencia alemana de 1843 frente a las interpretaciones que han realizado la Escuela Histórica y los Románticos alemanes, junto con la dura crítica que realiza a estas interpretaciones, se afirma lo siguiente: 

"Por lo tanto, si el desarrollo alemán en su conjunto no ha superado el desarrollo político alemán, un alemán apenas podría participar de los problemas de la época actual como podría hacerlo un ruso. Pero si el individuo aislado no está vinculado por las barreras de la nación, la nación en su conjunto estará menos libre aún por la liberación de un individuo. Los escitas no avanzaron un solo paso hacia la cultura griega porque Grecia contara con un escita entre sus filósofos. Afortunadamente los alemanes no somos escitas." 

 El párrafo indica claramente la concepción de que la emancipación es una tarea que debe ser emprendida por el conjunto de la sociedad. Pero esta interpretación parece enredarse con la inclusión del ejemplo apuntado por Marx. Más perplejos quedamos cuando se apunta el párrafo siguiente, que consta de una sola frase: "Afortunadamente los alemanes no somos escitas." Pues pareciera que Alemania sí pudiese liberarse gracias a la emancipación de un solo hombre. Pero esto entraría en abierta contradicción con lo apuntado anteriormente. Por ello, me gustaría mucho que me ayudara con la lectura de estos párrafos”.  

Respondo a la primera pregunta  

No conozco ningún texto de Hegel donde se haga tal afirmación. De ser cierto que esa afirmación la realizara Hegel, debería encontrarse en la Introducción General o la Introducción Especial  de su obra Lecciones sobre la Filosofía de la Historia Universal. Esas dos introducciones las he estudiado varias veces y no tengo constancia de esa afirmación. A lo mejor dicha afirmación se encuentra en otro texto de Hegel; pero si es así, yo lo ignoro.

De todos modos, la propia cita de Marx y el modo en que la formuló nos permite aventurar algunas conjeturas. Marx era una gran conocedor del pensamiento de Hegel, tal vez el mejor conocedor que haya existido jamás. Y siendo así, el propio Marx no sabe en qué lugar Hegel formuló dicha afirmación. Luego a lo mejor la oyó algún día en una de sus clases o tuvo conocimiento de ella en los pasillos de la universidad. Después hay otro aspecto de la cita que debe llamarnos la atención: en la afirmación intercala la expresión “por así decirlo”. Esto indica que suponiendo que fuera cierto que Hegel afirmó que todos los hechos y los personajes históricos se repiten dos veces, a lo mejor no lo dijo exactamente así. Marx por honestidad intelectual señala la autoría de esa idea, al menos de su  núcleo esencial, aunque la enriquece añadiendo lo de tragedia y farsa. El único modo de solventar esta duda sería el siguiente: estudiar muy concienzudamente las dos introducciones antes referidas y encontrar una idea que se asemeje a la citada por Marx. Y si no se encontrara en esas dos introducciones, habría que seguir con el libro entero, por lo demás muy voluminoso y denso como lo son todos los libros de Hegel. Pero para esto se necesita tiempo y duro trabajo.   

Respondo a la segunda pregunta 

El joven colombiano ha querido entender el texto en base a la contradicción entre lo individual y lo social, pero en verdad no es esa la contradicción principal de la cual Marx extrae esa conclusión. Es cierto que la contradicción principal presente en la conclusión es la existente entre lo individual y lo social,  pero no es así en la cadena de razonamientos que preceden a dicha conclusión. Si se lee esa cadena de  razonamientos, se podrá observar que Marx critica duramente a la Alemania de aquel entonces por dos razones fundamentales: una, por su atraso histórico, y dos, por su idealismo y falta de práctica revolucionaria.  También señalo que la propia conclusión no debe ser entendida como una contradicción general entre lo individual y lo social, puesto que un análisis detallado de dicha conclusión nos pone de relieve que la contradicción ahí presente tiene estos tres ingredientes: el desarrollo individual, los marcos o barreras nacionales, y la época histórica en la que ese individuo y nación se encuentra. Entendiendo que la época histórica siempre la determinan las naciones más avanzadas para cada caso. 

Les transcribo primero una cita del mismo texto donde Marx señala el atraso histórico de Alemania: “Si quisiéramos atenernos al status quo alemán, aunque sólo fuera del único modo adecuado, es decir, de un modo negativo, el resultado seguiría siendo  un anacronismo. La misma negación de nuestro presente político se halla ya cubierta de polvo en el desván de los trastos viejos de los pueblos modernos. Aunque neguemos las coletas empolvadas, seguiremos conservando las coletas sin empolvar. Aunque neguemos los estados de cosas existentes en la Alemania de 1843, apenas nos situamos, según la cronología francesa, en 1789, y menos aún en el punto focal del tiempo presente”. Creo que esta cita pone de manifiesto lo importante que es el concepto de tiempo histórico a diferencia del concepto de tiempo físico. De comprenderse el concepto de tiempo histórico  en todo su alcance, los occidentales no intentarían acelerar los tiempos históricos para otras naciones donde las huellas feudales son todavía notablemente manifiestas o donde las condiciones económicos sociales son muy atrasadas. 

Les transcribo ahora otra cita del mismo texto donde Marx denuncia la falta de práctica o el exceso de idealismo de la nación alemana de aquel entonces: “En efecto, los alemanes hemos compartido las restauraciones de los pueblos modernos, sin haber tomado parte en sus revoluciones. Hemos pasado por una restauración, en primer lugar, porque otros pueblos se han atrevido a hacer una revolución y, en segundo lugar, porque otros pueblos han sufrido una contrarrevolución, la primera vez porque nuestros señores tuvieron miedo y la segunda porque no lo tuvieron. Nosotros, con nuestros pastores a la cabeza, sólo una vez nos encontramos en compañía de la libertad, a saber: el día de su entierro”.  

Demos entonces por demostrado que Marx critica a Alemania por su atraso histórico y por su falta de práctica revolucionaria. Nos referimos, claro está, a la revolución burguesa frente al orden feudal. Estos dos componentes constituyen el núcleo esencial de los razonamientos que preceden a la conclusión que el joven colombiano me remitió y respecto a la cual me pide ayuda para su correcto entendimiento. 

Dividamos la cita en partes y analicémosla 

Primera parte de la cita: “Por tanto, si todo el desarrollo de Alemania no se saliese de los marcos del desarrollo político alemán, un alemán solo podría, a lo sumo, participar de los problemas del presente a la manera como puede participar en ellos un ruso”. 

Rusia estaba aún más atrasada que Alemania. Luego la participación de un ruso en la época moderna de aquel entonces, la época de la consolidación de las revoluciones burguesas y la liquidación de todos los vestigios feudales, era imposible. Y si era imposible para un ruso, lo era igualmente para un alemán. Esta imposibilidad la expresa Marx de manera  inteligente y tajante en la siguiente afirmación: “(los alemanes) somos contemporáneos filosóficos del presente, sin ser sus contemporáneos históricos”.  Esta contradicción entre el hecho de que un pueblo puede estar teóricamente en una época histórica determinada y el hecho de que económica y políticamente puede estar en otra época histórica, lo refuerza Marx unos párrafos más adelante con esta otra idea: “La filosofía alemana del derecho y del Estado es la única historia alemana que se halla a la par con el presente oficial moderno”. 

Segunda parte de la cita: “Pero si el individuo aislado no está vinculado por las barreras de la nación, la nación en su conjunto estará menos libre aún por la liberación de un individuo. Los escitas no avanzaron un solo paso hacia la cultura griega porque Grecia contara con un escita entre sus filósofos. Afortunadamente los alemanes no somos escitas”. 

Marx habló primero de un individuo cuyo desarrollo personal no sobrepasaba el desarrollo de los marcos nacionales de Alemania; y si ese era el caso, entonces era imposible su participación en los problemas del presente oficial moderno de aquel entonces.  Ahora nos habla de un individuo que no está vinculado por las barreras de la nación alemana, lo que le sucedía a Anacarsis en relación con las barreras nacionales de Escitia. En tal caso, la liberación de ese individuo, el hecho de que se hubiera liberado de las barreras nacionales alemanas  abrazando, por ejemplo, el espíritu francés, no supondría la liberación de la nación alemana. 

Hablemos ahora de los escitas y del papel que desempeña en la cita. Anacarsis fue un filósofo escita que perteneció al mundo griego. De hecho formó parte de los Siete Sabios de Grecia. Cuando retornó a Escitia quiso reformar las leyes patrias y establecer las leyes griegas. Por esa razón su hermano el rey Caduida lo asesinó durante una cacería con una flecha. De ahí que Marx dijera que “los escitas no avanzaron un solo paso hacia la cultura griega porque Grecia contase a un escita entre sus filósofos”. 

¿Por qué dice Marx que los alemanes no son afortunadamente escitas? Porque los escitas en relación con el pueblo griego estaban muy atrasados: eran  muy salvajes y sanguinarios. En esa afirmación de Marx el joven colombiano ha creído ver la referencia de lo social, cuando su referencia fundamental es la de pueblo atrasado y bárbaro, puesto que Escitia era más bárbaro y atrasado respecto de  Grecia que lo que era  Alemania en 1843 respecto de  Francia. De todos modos, cualquier expresión verbal contiene muchas referencias y sentidos. La clave está en destacar las referencias y los sentidos que la unen al conjunto textual del que forma parte.

 

En Las Palmas de Gran Canaria. 1 de noviembre de 2010.

 

 

VOLVER A PORTADA