Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

 

- La Guerra del Peloponeso y la obra de Aristófanes: dos elementos decisivos para entender la obra de Platón (por Inés Sanchez Martí. Alumna de 2º bach. IES Carlos Bousoño, Majadahonda)
Hecho histórico: La guerra del Peloponeso (431-404 a. C.)
Ésta fue una guerra fratricida, entre griegos, y provocada por griegos: Corinto, alarmada por la ambición conquistadora de Atenas, empujó a la guerra contra ésta a Esparta y a sus aliados de la liga del Peloponeso. Pericles, líder ateniense, dió la orden de replegar en la cindad a todos los habitantes de Atica, rehusar la lucha por tierra y aprovechar la superioridad marítima de Atenas para suministrar víveres a la ciudad y realizar expediciones contra el enemigo. Fue un fracaso: La peste se cebó en la población refugiada, muriendo también Pericles (429 a. C.). La devastación de los campos por los enemigos provocó, además de una falta inmediata de alimentos, que éstos no pudieran volver a ser cultivados, lo que llevó a la ruina a toda una clase social, la de los pequeños propietarios.
A todos estos contratiempos, hay que añadir los sonados fracasos de Atenas, como la expedición a Sicilia del 415, que minaron la moral de la población. En el 404 Atenas se rinde sin condiciones. La hegemonía de Esparta es total, Aunque la ciudad de Tebas cobra también mucha fuerza. Continúan las hostilidades entre Atenas y Esparta.
Por otro lado, en el 359 a. C. sube al trono Filipo II de Macedonia, que impuso su dominio a toda Grecia, y sentó lo que más tarde serían las bases del imperio de Alejandro Magno.
Hecho cultural: Primera representación de la comedia "Las Nubes" de Aristófanes (423 a. C.)
Esta obra es una sátira del escepticismo reinante durante ese periodo en Atenas, cuya juventud frecuentaba por moda las escuelas de los Sofistas, y en la que se ridiculiza a Sócrates. En ella, Aristófanes acusó a los Sofistas de comprometer las creencias (lo que era igual que comprometer a la propia ciudad). Éstos corrompían a la juventud, enseñaban a los jóvenes a discutir todo, a desconfiar de lo que se les había enseñado y conducir su razonamiento sin preocuparse de la moral. Sócrates era el peor de todos, ya que no sabía sino formar hombres afeminados y razonadores, y era el culpable de la decadencia de las costumbres. Aristófanes cometió el error de confundirlo con los primeros maestros de retórica: Gorgias, Protágoras, Hipias y Pródico, y sin duda no permaneció al margen de su condena.
INFLUENCIA SOBRE PLATÓN
Durante el siglo V a.C. Ia historia de Atenas fue muy inquieta, con numerosos cambios de gobierno y guerras. Atenas perdió su hegemonía ante la ciudad de Esparta, y todos estos hechos influyeron de manera muy notable en sus ciudadanos. Uno de los más célebres es, sin duda, Platón, que también sufrió en su persona los problemas de las guerras. Su nacimiento tuvo lugar durante la guerra del Peloponeso,
Conociendo estos hechos, podemos imaginarnos cómo fue la niñez y la juventud del filósofo: en medio de una guerra fratricida, y al finalizar ésta, en una durísima posguerra, en la que su ciudad se encontró derrotada y humillada, arruinada por la guerra y hambrienta, una ciudad que había perdido el poder que había ostentado durante largos años. Es decir, Platón creció durante la decadencia de Atenas.
La guerra del Peloponeso también influyó mucho a nivel social: los ciudadanos, ante la brutal derrota, creen culpable a la clase política, que les engañó. Buscaron culpables, y halló a los sofistas, maestros de sus políticos, a los que habían convencido en embaucadores. Siguiendo esta forma de pensar,
Aristófanes escribió su obra las Nubes, en la que arremetía contra los sofistas, y especialmente contra Sócrates.
Se piensa que la opinión dada en esta obra tuvo una influencia importante en la condena de Sócrates, ya que los cargos contra el filósoto fueron los mismos de los que le acusaba Aristófanes.
Platón, alumno de Socrates durante nueve años, recibió con esta condena un durísimo golpe, fue para él la misma imagen de la injusticia, y un hecho que marcaría su vida. Debemos tener en cuenta que esta fue una de las primeras acciones notables de la democracia recién restaurada, lo que determinaría que posteriormente Platón se mostrara reacio a esta forma de gobierno y buscara otras vías para organizar el estado, las cuales podemos leer en su obra la República. Sócrates fue convertido en un mártir por su alumno, que ademas le dio el protagonismo en sus diálogos.
Podemos pensar que Platón, en vista de los hechos, guardase rencor al poeta Aristófanes, sin embargo, lo vemos entre los comensales de el Banquete, obra en la que se trata el tema del amor, y ella nos representa al cómico como un personaje afable y buen conversador.
Inés Sánchez Martí

VOLVER A PORTADA