Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

El Manifiesto de Unabomber: La sociedad industrial y su futuro

Resumen y comentario1

 

Simón Royo Hernández



 


 

Theodore John Kaczynski (1942-2023) destacó en matemáticas e inteligencia desde la infancia, adelantó cursos e ingresó con 16 años en Harvard, fue el mejor alumno del famoso lógico Willard Quine y participó en un experimento subvencionado por la CIA del Dr. Murray llamado MK Ultra, donde le sometieron a pruebas estresantes de impotencia. Se graduó en Harvard en 1962 y se doctoró en Michigan. Su tesis doctoral en matemáticas se tituló Boundary Functions («Funciones de frontera»), que fue premiada.

Kaczynski no fue siempre Unabomber (quien arroja bombas contra universidades y aerolíneas), apodo con el que le bautizó el FBI a raíz de que acometiese atentados terroristas, sino un brillante estudiante de ciencias, llegando a trabajar como ayudante doctor en una prestigiosa universidad, la de California, Berkeley, a los 25 años. Dimitió dos años más tarde y en 1971 se fue a vivir al bosque, procurando ser autosuficiente y autónomo. Unos siete años en solitario en una cabaña sin electricidad ni agua corriente le darían mucho que pensar.

Luego, entre 1978 y 1995. Envió 16 bombas a diferentes objetivos, entre los que había universidades y aerolíneas, acabó con la vida de 3 personas e hirió a otras 23.

En 1995 obligó a los mass media a publicar su Manifiesto, lo que acabaría llevando a su detención al denunciarle su hermano, cuya mujer reconoció la autoría del panfleto anónimo neoludita.

Fue detenido en 1996 en una cabaña de una región poco accesible del estado de Montana tras una investigación de décadas considerada la más costosa de la historia del FBI. En la cabaña se encontraron periódicos, un diario codificado, componentes para explosivos y dos bombas terminadas.

El manifiesto se titulaba La sociedad industrial y su futuro, fue firmado con el pseudónimo F.C. (Freedom Club) y se consagraba a declarar la guerra a la sociedad industrial.

La dicotomía de Kaczynski oscila entre la Naturaleza Salvaje, que quiere defender, equiparada a la Libertad, contra la Tecnología, que pretende destruir, equiparada al Control, la dependencia y la esclavitud.

El Freedom Club nos recuerda la película El Club de la lucha (dirigida por David Fincher, 1999 a partir de la novela publicada en 1996 por Chuck Palahniuk) en la cual un personaje esquizofrénico crea un club de lucha y un grupo terrorista para destruir la sociedad.

Ted Kaczynski fue diagnosticado como esquizofrénico, dado su supuesto desdoblamiento de personalidad entre Ted Kaczynski y Unabomber.

El manifiesto comienza y termina criticando el izquierdismo, pero él mismo se tendría que contar entre los izquierdistas, aunque los considere ingenuos y se considere más radical. El diálogo entre Kaczynski y Unabomber respecto al izquierdismo parece el del personaje Gollum, de la saga El señor de los anillos, el primero, obediente, bienpensante, buen alumno, el segundo, crítico radical, outsider, dispuesto a la violencia; su mente se habría disociado quizá desde la adolescencia o incluso desde una niñez sumida en el bullying.

En junio del año 2023 Kaczynski, con 81 años, apareció muerto en su celda en lo que pareció ser un suicidio.

Según exageración del diario noruego VG nada más ocurrir el hecho, una parte del manifiesto publicado por el terrorista de extrema derecha Anders Behring Breivik: “2083. Una declaración europea de independencia”, texto del autor del doble atentado de Noruega en el que murieron 93 personas en 2011 (la mayoría en un campamento juvenil del Partido Laborista), estaba literalmente copiada del manifiesto de Ted Kaczynski (Unabomber) de 1995.

Según dicho diario en los textos de Breivik se habían reemplazado algunos conceptos por otros para adaptarlos a la propia ideología extremista del hombre acusado de ser el responsable de esa tragedia nacional noruega; por ejemplo, la palabra "izquierdismo" que emplea el Unabomber en sus textos habría sido sustituida por Breivik en distintos párrafos de su obra por "multiculturalismo" y "marxismo cultural". Sin embargo, el texto de Breivik es muchísimo más largo que el de Kaczynski y llega a tener 1.518 páginas mientras que el de Unabomber apenas llega a 34 páginas, luego la amalgama entre ambos, a parte de las coincidencias en ciertas críticas al “izquierdismo”, están muy traídas por los pelos y algo lejos de ser ciertas2. Tan es más largo el manifiesto del noruego como mayormente cruenta su masacre.

El manifiesto de Anders Behring Breivik lo publicó el mismo día en que presuntamente cometió los atentados de Noruega y coincide también con Unabomber en que uno de los objetivos de los atentados era que se divulgase y conociese su ideología. Ambos por tanto habrían atentado para que sus manifiestos fuesen leídos (Cfr. Unabomber parágrafo 96) y una de las razones de sus actos sería la de que se pudiese escuchar y divulgar a través de los medios de comunicación y alcanzando al gran público, lo que tenían que decir, fuese o no equivocado.

También Breivik fue diagnosticado, tras ser detenido, de esquizofrenia paranoide, pero después, tras protestas de las víctimas y revisiones, se le rediagnosticó como padeciendo un trastorno narcisista antisocial, pues por lo primero sería declararlo demente y hubiese tenido eximentes por enajenación mental, pero con lo segundo se le declaro cuerdo. Breivik celebró la decisión pues consideraba que ingresar a un activista político en un psiquiátrico era peor que la muerte, según dijo desde la cárcel.

Breivik, nacionalista y conservador, también ya desde la cárcel, se llegó a declarar como fascista y nazi, indicando que no era ya cristiano y que su religión era el odinismo.

El diagnóstico de esquizoide tomado simplemente como desdoblamiento de personalidad puede apoyarse en que firmó con el pseudónimo de Andrew Berwick su manifiesto, simplemente cambiando algunas letras de su nombre y apellido (Andrew Berwick es Anders Breivik), lo que denotaría una doble personalidad.

En el caso de Unabomber, este se distancia de los conservadores al declarar que acabando con el gobierno solamente se conseguiría que las grandes corporaciones dominasen el planeta (cfr. parágrafo 66), además Unabomber no es racista, no le interesa la cuestión étnica, racial o nacionalista, ni siquiera la colonial o imperialista (cfr. parágrafo 192), pero sus otras críticas al izquierdismo coinciden notablemente con los planteamientos críticos de los neoconservadores de extrema derecha, como se aprecia en un Breivik o en los mismísimos mandatarios Donald Trump y Jair Bolsonaro.

Unabomber era un terrorista ultraizquierdista anarcoprimitivista y ecologista, anti-sistema, Breivik un ultraconservador fascista, racista y nazi, también anti-sistema, nada que ver entre ambos, que se encontrarían en las antípodas ideológicas, excepto por esas críticas al izquierdismo, al centro socialdemócrata progresista y reformista. Ese progresismo sobre todo es el que ha sido y es atacado desde ambos extremos: la ultraizquierda y la ultraderecha (ambas anti-sistema), que no atacan tanto ni del mismo modo al conservadurismo.

Por parte del sistema y su centro, sea socialdemócrata o conservador, liberal o neoliberal, se puede apreciar cómo se considera el sistema establecido como lo único aceptable y así, se considera que todo lo que se desvíe, sea hacia la izquierda o sea hacia la derecha, como en los casos extremos que aquí hemos señalado, inaceptables. Vemos, claramente, que cualquier desviación del sistema establecido y vigente es tenida por fascismo y el sujeto diagnosticado como terrorismo y enfermedad mental. De modo que el blindaje a toda crítica del sistema establecido vendrá avalado por ser los terroristas asesinos, de izquierda y de derecha, críticos con el sistema. Los críticos del sistema que no son terroristas ni asesinos quedan así deslegitimados.

¿Pero, y si, no en los métodos, pero sí en las críticas, los terroristas anti-sistema, pudieran en algo acertar? ¿o acaso estarán errados en todo?

Habrá que dejarnos esa discriminación, ¿no?, a los lectores.

Se ha hablado de las influencias intelectuales de Unabomber3 y detectado algunas lecturas suyas de las que habría extraído muchas de sus ideas, como por ejemplo de Jacques Ellul, cuyo texto de 1954, La sociedad tecnológica, leyó de joven. Intelectuales como el filósofo anarco-cristiano Jacques Ellul, el zoólogo Desmond Morris y psicólogo Martin Seligman, se encuentran a la base de algunas de las ideas principales del Manifiesto. Habría tomado de Ellul la crítica del izquierdismo y el concepto de inadaptación, el concepto de actividades sustitutorias de Morris, mientras el concepto de proceso de poder saldría de una combinación de la idea de Seligman de indefensión aprendida y del concepto de estimulación de la lucha de Morris.

Se le ha vinculado con críticos de la tecnología como John Zerzan, el ya mencionado, Jacques Ellul, Rachel Carson, Lewis Mumford, y E. F. Schumacher, aunque se le puede también relacionar, como veremos, con la anti-tecnología de un Heidegger, la biopolítica de un Foucault o un Agamben, el malestar en la cultura de Freud, y, por supuesto, las distopías de Orwell y Huxley.

Se puede relacionar el Manifiesto de Unabomber con los siguientes conceptos: anarco-primitivismo; crítica de la tecnología; Eco-terrorismo; anarquismo verde; Neo-ludismo; aceleracionsimo; medioambientalismo radical; determinismo tecnológico; filosofía de la tecnología; revolución anti-tecnológica o propaganda por la acción; entre otros.

Precisamente Anti-Tech Revolution: Why and How es el título del libro que publicó en 2015, desde la cárcel, Ted Kaczynski, abundando en las ideas de su Manifiesto 20 años después, como ya hiciera en el anterior libro publicado en 2008, con una recolección de sus textos titulada: Technological Slavery.

Defensor a ultranza de un individualismo extremo, Unabomber nada quiere saber de colectivismo, aunque indica que le parece factible el operar en pequeños grupos. No está claro si vivimos en una época de un individualismo narcisista desatado en el cual bajo el capitalismo neoliberal todos somos individuos aislados pese a las altas posibilidades de intercomunicación a través de las Redes tecnológicas o si vivimos en una sociedad de masas en la que todos hacemos lo mismo y casi nadie escapa al arrastre de los movimientos grupales, pero el autor del Manifiesto parece inclinarse antes por lo segundo que por lo primero.
 

El manifiesto de Unabomber es el que vamos a resumir y comentar a continuación. Como está numerado con epígrafes y con subtítulos eso nos permitirá resumirlo y comentarlo siguiendo su numeración.


 

Introducción

1.

La Revolución Industrial es considerada el mayor desastre para la humanidad. Hay una valoración totalmente negativa de la tecnología y del progreso. Unabomber percibe un crecimiento progresivo del sufrimiento (psíquico y físico) paralelo al desarrollo tecnológico.

2.

Matiza la aseveración anterior con lo que nos parece reminiscencia del libro Un mundo feliz, de Aldous Huxley, ya que afirma que no obstante lo antedicho, el sistema podrá reducir el sufrimiento solamente a costa de reducir la libertad y la autonomía.

Como conceptos positivos salen a relucir la libertad y la autonomía, lo que, junto a la defensa de la naturaleza frente a la tecnología, sitúa a Unabomber como un anarcoprimitivista que llama a una revolución cuyo primer paso consistiría en la destrucción del sistema tecnológico-industrial.

De ahí que otra saga fílmica que aparece latente en el imaginario popular vinculada a la posición de Kaczynski es la de Terminator, cuya primera película es de 1984, la del robot asesino y la máquina Skynet contra la humanidad.

3.

Indica que triunfe o fracase el sistema habrá consecuencias muy penosas para la humanidad.

4.

La revolución contra el sistema industrial habrá de ser, a su juicio:

-violenta y súbita o

-pacífica y gradual

-apolítica

-dirigida contra las bases económicas y tecnológicas no contra los gobiernos

Los gobiernos tienen un poder de coacción que condena, pero considera el autor del Manifiesto que son las grandes corporaciones tecnológicas quienes gobiernan a los gobernantes y al mundo.

5.

Señala como central la cuestión ecológica.

La tecnología y el sistema industrial son responsables de la “degradación del medio” y de la “destrucción de la naturaleza salvaje”.

6.

La psicología del izquierdismo moderno

Comienza con el subtítulo-epígrafe: “La psicología del izquierdismo moderno” tras la introducción antecedente. También Lenin criticó al izquierdismo pequeñoburgués para promover su revolución más radical y Unabomber pretende emular a la revolución francesa y rusa en ese y otros aspectos.

7.

El izquierdismo fue el socialismo (marxista) hasta 1950, pero a partir de entonces se fragmentó en múltiples sectores: socialdemócratas, feministas, animalistas, pro-derechos de los homosexuales, pro-derechos de las minorías, etc.

8. 9.

Unabomber considera que los izquierdistas se caracterizan por dos tipologías psicológicas: -un fuerte sentimiento de inferioridad y -una sobresocialización.

Su crítica psicologista es ad hominem, luego un tanto burda, eso no quiere decir que no pudiese ser acertada, pues si yo digo: Dany defiende la energía atómica porque es feo, su fealdad le conduce a desear la destrucción del planeta y solo la ve factible si explota el mundo entero. La crítica podría acertar, pero podría no hacerlo porque las motivaciones para defender una postura u otra pueden ser de muy variada índole, incluyendo la antedicha. Sorprende por tanto una crítica de tales características, muy frecuente en los medios conservadores, aunque Unabomber se distancia de los conservadores que dicen, eso mismo, en otros apartados. Como dijimos antes nos parece más bien un izquierdista que se autocritica y quiere ser más izquierdista que los demás.

10.

El izquierdista padece de “baja autoestima, sentimientos de impotencia, tendencias depresivas, derrotismo, culpa, autoaborrecimiento”.

11.

El izquierdista ha desarrollado también una “hipersensibilidad al lenguaje”, lo que le lleva hacia lo políticamente correcto. Unabomber pone como ejemplo que los animalistas quieran sustituir “mascota” por “animal de compañía”.

12.

Señala que el izquierdismo es propio de activistas blancos privilegiados.

13. 14. Se identifica con las víctimas, con lo que aparece como débil e inferior, cuando no lo es.

15.

Los izquierdistas odian todo lo que tenga una imagen de ser fuerte, bueno y exitoso. Ellos odian América, odian la civilización occidental, odian a los varones blancos, odian la racionalidad (…) odian América y occidente porque son fuertes y exitosos” (no porque sean imperialistas).

De nuevo un cierto reduccionismo en las motivaciones del izquierdismo. Se rechaza muy burdamente que se pueda estar en contra de Occidente por su imperialismo, así como en el parágrafo 21 rechazará que se puedan tener motivaciones morales.

Desde luego parece acertado que los conservadores y valedores de Occidente y América, que se benefician del progreso y no lo discuten, pero defienden la tradición, aquellos que son racistas, que son blancos, que son competitivos, que tienen éxito en los negocios, como Donald Trump, se consideren fuertes y exitosos, además de superiores, como los nazis antaño.

Unabomber coincide en la crítica al izquierdismo con los conservadores, pero es un izquierdista radical, que se siente o se quiere sentir, fuerte, exitoso, superior.

16.

El izquierdista se siente como “perdedor” y por eso está en contra de toda competición.

17.

El izquierdista está con el arte nihilista e irracionalista antes que con la ciencia, acaba “renunciando al control racional” y “a lograr nada a través del cálculo racional”.

Desde luego a Unabomber le faltaría haber leído a un filósofo que viene a decir lo mismo que él respecto a la tecnología, Martin Heidegger, quien afirmó que el destino tecnológico de la humanidad está en contra de la naturaleza y lo humano. Pero a Heidegger no se le escapó que si se adopta una posición contraria a la tecnología se tiene consecuentemente que adoptar una posición favorable al arte y no a las ciencias, porque el cálculo racional es la esencia de la técnica4.

Abogar por la ciencia, el cálculo y la racionalidad y ser anti-tecnología es una de las contradicciones de Unabomber. (En los parágrafos 164 y 165 se contradice al tener como esperanza revolucionaria al colapso y el caos).

18.

Los filósofos izquierdistas modernos tienden a rechazar la razón, la ciencia, la realidad objetiva e insisten en que todo es culturalmente relativo” (niegan lo inferior y lo superior).

Recoge el autor del Manifiesto el tema del relativismo. La ciencia, la tecnología, el progreso-técnico, son innegables, no relativos, pero Unabomber los considera lo peor que le ha pasado a la humanidad y pretende revertir el camino andado los últimos 300 años.

Unabomber es rousseauniano, malthusiano y darwinista, el progreso-técnico es una realidad objetiva pero que no conlleva progreso moral sino un aumento descontrolado de la población, la supervivencia de los naturalmente menos aptos y la esclavitud, al impedir cada vez más la autonomía y la libertad del individuo primitivo fuerte y poderoso.

Luego veremos, (parágrafo 119), que Unabomber alude a un ingeniero aeronáutico, L. Sprague Camp, que fue quien se dedicó a escribir las secuelas de las novelas de Conan el Cimmeriano, un personaje de Robert E. Howard caracterizado por su vida anárquica, libre y autónoma, denotando su superioridad a los civilizados y fuente de comics y películas.

19.

El izquierdista a su juicio solo se puede sentir fuerte en grupo, no individualmente, dado su sentimiento de inferioridad.

20.

El izquierdista llega a ser masoquista, provoca a la policía para que le peguen.

21. 22. 23.

El izquierdista es un moralista debido a su sobresocialización.

Indica Unabomber, consciente de la tosquedad de su crítica, que “lo precedente” es la “indicación tosca de una tendencia general”. Como dijimos, rechaza muy burdamente la validez de que el izquierdista pueda estar motivado por razones morales.

24.

Sobresocialización

Con el subtítulo-epígrafe “Sobresocialización”, indica que el izquierdista es un sobresocializado, no en realidad un rebelde o un revolucionario.

Lo contrario parece defender Unabomber, el ser insociable, asocial o anti-social, dado su individualismo extremo. Aunque admite lo que denomina grupos pequeños, considera que todo lo que va más allá del individuo o el grupo pequeño está expuesto a jerarquización.

En ese sentido y rebatiendo ese punto con otro anarquista no individualista podemos aludir al libro El amanecer de todo (David Graeber, 2022), donde con abundante documentación arqueológica se afirma, en oposición a todos los evolucionistas, que en la prehistoria pudo perfectamente haber asambleas de miles de participantes.

25.

Aparece mencionado Sigmund Freud con relación a la demostración de que el sexo y la agresión son cada vez más reprimidos por la civilización, lo que significa que Unabomber debió de leer El malestar en la cultura del fundador del psicoanálisis. “Freud aparentemente basa sus teorías en gente de este tipo. Hoy en día el foco de la socialización se ha trasladado del sexo a la agresión” (nota 2).

26.

Con sobresocialización Unabomber parece aludir a una suerte de obediencia y ultra-auto-represión inducidas en numerosos izquierdistas.

27.

Los valores, la moralidad, lo que consideran bueno, los izquierdistas, son “útiles al sistema industrial”, por eso son promovidos.

Claro que aquí se podría responder que más útiles al sistema industrial o igualmente útiles parecen ser los valores neoliberales de fuerza, éxito y competitividad. De modo que realmente parece como si al sistema capitalista le fuese todo útil o fuese capaz de asimilarse todo a su favor.

29.

Para Unabomber el izquierdista es un hipócrita porque tiene un apego sobresocializado al sistema, pero pretende estar en rebeldía, solamente él se presenta como auténtico.

30.

Unabomber indica que muy pocos sobresocializados dan el paso al acto, es decir, que pocos llegan a actuar con violencia y cuando lo hacen sigue siendo por su moralidad. Pero no señala cuáles son sus motivaciones exentas de moralidad, si bien considera la tecnología como el mal a destruir.

31. 32.

Depresión y derrotismo son tendencias generales de la sociedad, a pesar de ser más eminentes en los izquierdistas.

Subtítulo, epígrafe: “El proceso de poder”.

El proceso de poder

33.

Los seres humanos tienen una necesidad (probablemente basada en la biología) por algo que llamaremos el proceso de poder”.

34. 35.

Hay un poder ocioso, como el del aristócrata decadente que acaba deprimido y aburrido. Mientras que el aristócrata activo, con objetivos y finalidades, no declina.

36.

El no lograr finalidades importantes conlleva la muerte si estas son necesidades físicas y la frustración, si son compatibles con la supervivencia. Consecutivas derrotas al intentar alcanzarlas a lo largo de la vida resultan en derrotismo, baja autoestima o depresión”.

Unabomber llama finalidades a lo que se puede denominar necesidades físicas o anímicas, a las segundas se las puede llamar pasiones, intereses, focos de atención, todas esas cosas que causan satisfacción, pero luego presentará como actividades secundarias las satisfacciones que se alcanzan con actividades sustitutorias o subrogadas.

37.

Así, con objeto de eludir problemas psicológicos serios, el ser humano necesita finalidades cuyo logro requiera esfuerzo, y debe tener un éxito razonable consiguiéndolas”.

Subtítulo, epígrafe: “Actividades sustitutorias” (Surrogate activities).

Actividades sustitutorias

38.

Los que no tienen que emplear su tiempo en cubrir las necesidades físicas pueden centrarse en actividades sustitutorias. Unabomber pone como ejemplo al emperador de Japón Hiroito dedicándose con intensidad a la biología marina.

39.

Si Hiroito hubiese sido feliz cazando para comer como toda actividad no hubiese estudiado biología marina adoptándola como actividad sustitutoria.

Unabomber parece declararase primitivista al mostrarse contrario a la división del trabajo. Considera que la actividad para cubrir de manera autónoma e individual o en pequeños grupos las necesidades básicas para la vida son suficiente y todas las demás actividades superfluas. Extiende tal razonamiento también a las sociedades modernas:

40.

En la sociedad industrial moderna sólo es necesario un mínimo esfuerzo para satisfacer las necesidades físicas propias”.

Discutible aserto y contradictorio con la frustración del que dedica demasiadas horas al trabajo por el que le pagan para poder comer. No parece conocer en este momento los trabajos del antropólogo Marshal Sahlings.

Entre otros antropólogos materialistas destacaron los estudios de Marshall Sahlings, quien sorprendió a toda la comunidad científica al realizar desde el punto de vista de la antropología económica una crítica de las ideas evolucionistas y civilizatorias en su obra Economía de la edad de piedra (1972), en la cual, analizando sociedades paleolíticas y las sociedades de cazadores-recolectores aun existentes llegó a la siguiente conclusión: “Se dice que de un tercio a la mitad de la humanidad se acuesta todos los días con hambre. En la antigua Edad de Piedra la proporción debe de haber sido mucho menor. Ésta, en la que vivimos, es la era de un hambre sin precedentes. Ahora, en la época del más grande poder tecnológico, el hambre es una institución”. Mientras los civilizados con suerte trabajamos 8 horas para cubrir nuestras necesidades el primitivo debió dedicar unas 3 horas.

Sahlings señalará el principio maltusiano del aumento de la escasez conforme aumenta la población, indicando que el tiempo de trabajo necesario para la reproducción social también habría aumentado sin cesar siendo mayor el tiempo libre en las sociedades denominadas primitivas que en las llamadas civilizadas.

En su libro de 2008, Esclavitud Tecnológica, (cfr. Technological Slavery, p.128 y ss.) Unabomber ya conoce a Sahlings y lo critica en su artículo: The Truth about Primitive Life. A Critique of Anarco-Primitivism. También para entonces parece haber leído a John Zerzan y otros anarco-primitivistas y anti-tecnología y progreso, a los que también critica. No parece haberlos leído en la época de publicación del Manifiesto.

En opinión del Unabomber futuro, que mantiene lo que dice aquí en el parágrafo 40, los primitivos tenían tanto trabajo como los modernos, fácilmente cuarenta horas semanales de trabajo, pero era un trabajo autónomo, libre, físico y con sentido.

Según Unabomber el ocio es un concepto moderno y burgués, en lo cual, se equivoca, pues el propio vocablo procede de la antigua Grecia5.

41.

En nuestra sociedad la gente no satisface sus necesidades biológicas AUTÓNOMAMENTE”.

Subtítulo, epígrafe: “Autonomía”.

Autonomía

42.

Su esfuerzo debe ser tomado por su propia iniciativa y debe estar bajo su propia dirección y control”.

El rechazo de la división del trabajo y de la jerarquización que implicaría delegando poder verticalmente lleva a Unabomber a considerar que solamente puede ser libre quien sea completamente autónomo y no necesite de nadie para cubrir sus necesidades vitales. Admite no obstante grupos pequeños horizontales de hasta 6 individuos.

43.

Los soldados, al obedecer y tener rangos, son muestra de la disminución de autonomía. Parece considerar que la sociedad industrial está estructurada como el ejército o la Iglesia, las tesis de conversión del individuo en masa de Freud le irían bien aquí.

44.

El que no es autónomo tiene los síntomas de “los animales en cautividad”, esto es, abatimiento.

Unabomber usa varias veces la idea de que, a un pletórico animal salvaje y libre, como sería el hombre primitivo a su juicio, se le ha transformado en un animal doméstico. Lo cual sería valido para el izquierdista, pero no parece que el neoliberal conservador como Donal Trump parezca abatido por más que pudiese ser también un animal doméstico como los demás.

Diagrama origen de los problemas sociales

45.

Hay buenas razones para creer que el hombre primitivo sufría menos tensión y frustración y estaba más satisfecho con su forma de vida de lo que está el hombre moderno”.

El punto de vista de Unabomber es psicologísta, se mueve en la valoración de la satisfacción subjetiva de los individuos. Su primitivismo no se fundamenta en motivos económicos, como el del antropólogo Marshal Salings que mencionamos antes, sino en la mayor o menor satisfacción. Cierto que de menos explotación y trabajo puede deducirse mayor satisfacción, pero Unabomber la deduce de la mayor autonomía y libertad individual.

Si Freud dijo que la civilización está basada en la represión de los instintos, la liberación de los instintos en el hombre primitivo le habría de hacer más feliz y satisfecho que al hombre moderno, pero el fundador del psicoanálisis no consideraba posible ni deseable la reversión al primitivismo.

Dice Unabomber que en la edad primitiva debió haber “menos transexualidad”, con lo cual, de nuevo con los conservadores, se muestra algo tránsfobo.

46. 47. 48.

En la sociedad moderna se produce un colapso del proceso de poder, lo que hoy denominaríamos empoderamiento, dada la densidad de población vivimos en el hacinamiento. De nuevo maltusianamente se alude a la superpoblación y se nos compara con animales estabularios, nuestras ciudades serían como macro-granjas llenas de animales domésticos apiñados que comparar con los animales salvajes y libres.

49.

Se da un cambio incesante y rápido, lo que hoy llamamos aceleración, que se considera negativamente.

50.

Dice que se rompen valores tradicionales en la sociedad industrial, cosa que considera negativamente.

Faltaría cierta matización porque no es lo mismo el oponerse a la tradición de los toros por los animalistas o a la tradición de la religión fundamentalista por los laicos que favorecer la tradicional cría de ganado en las praderas de Asturias antes que en macro-granjas, o las tradicionales propiedades rurales comunales antes que las grandes corporaciones, siendo todo ello “tradicional”.

51.

Unabomber indica que se desmantelan grupos pequeños radicales.

52.

Señala que hay una quiebra de la fidelidad, que se quiebra la lealtad al grupo antes que al sistema.

Como si ser fiel (a cualquier grupo menos al sistema) fuese siempre un valor positivo. En tal sentido parecería que Unabomber aprobaría el ser fiel a un grupo neonazi con tal de que ese grupo sea anti-sistema.

Esa falta de matizaciones dubitantes en Unabomber explica su paso a la acción, ya que a medida que se aprecian los pros y los contras de una serie de cuestiones, resulta cada vez más difícil lanzarse a matar gente por las propias ideas. Unas ideas que han de considerarse extremadamente certeras como para poder justificar la violencia.

Dado su nivel un tanto básico de argumentación podría haber alegado el autor, cosa que no hace, que actuaba en legítima defensa, es decir, que Unabomber se hizo terrorista para proteger a Ted Kaczynski de la agresión de la sociedad industrial, si bien con ello lo que consiguió es que encerrasen a ambos de por vida en una cárcel.

53. 54. 55. 56. 57. 58.

Muy estadounidense Unabomber usa algunos parágrafos de su manifiesto para elogiar el Far West, el Oeste decimonónico estadounidense y a los colonos vaqueros mata-indios. De modo que los personajes salvajes de la novela Meridiano de sangre de Cormac McCarthy le deberían parecer héroes y hombres libres6.

Más adelante sugerirá el hombre primitivo con sus instintos liberados que podría cometer crímenes con impunidad, pero que la tasa de criminalidad de la frustrada sociedad moderna industrial siempre será mayor que la poca violencia que los primitivos satisfechos ejercerán entre ellos.

Colapso del proceso de poder.

59.

La frustración se define como el esfuerzo por alcanzar satisfacción en vano.

60. 61. 62. 63.

Tres tipos de esfuerzo: a) esfuerzo mínimo b) esfuerzo serio c) esfuerzo en vano. Califica la obediencia, necesaria para procurarse el sustento en las sociedades modernas, como un esfuerzo mínimo.

Considera las necesidades sociales como necesidades artificiales.

64.

Unabomber se muestra favorable a la autonomía en cuestión de seguridad. De nuevo coincide con los conservadores y defiende el derecho a portar armas.

65.

La mayoría de los trabajadores no son autónomos y están sujetos a regulaciones. De nuevo y otra vez, coincidencia con los conservadores, favorable a la desregulación.

66.

Dado lo antecedente, entonces, ve necesario distanciarse de los conservadores.

Quitar poder al Gobierno es dárselo a las Grandes Corporaciones.

67.

La vida de la mayoría no está en sus manos sino en las de Gobiernos y Corporaciones, luego inseguridad e impotencia para la mayoría.

68.

Definición de seguridad (primitiva): “confianza en nuestra habilidad para hacernos cargo de nosotros mismos”. De ahí que se diga que el hombre moderno está más indefenso que el primitivo. Efectivamente, en estado de naturaleza no sabríamos como sobrevivir.

69. 70.

El hombre primitivo tiene su seguridad en la mayor parte en sus propias manos”.

Ese hombre primitivo individual no existe pues siempre han vivido los seres humanos en sociedad y buscado la protección en grupo.

71.

En la sociedad moderna industrial lo más proscrito es la violencia (individual).

72.

En la sociedad moderna industrial se da libertad para lo trivial y dictadura para lo importante.

73.

No hay ley que impida irse a lo salvaje porque casi no queda campo salvaje al que irse.

74. 75.

Sociedad primitiva: etapas.

No es el hombre primitivo que ha usado diariamente su cuerpo para motivos prácticos el que teme el deterioro por la edad, sino el hombre moderno que nunca ha tenido un uso práctico para su cuerpo más allá de andar del coche a casa”.

Cómo se amolda alguna gente

77. 78. 79.

En la sociedad moderna hay muchos esclavos satisfechos lo que se explica por gente con impulso de poder débil que se han vuelto tipos dóciles. (Animales domesticados). Si bien los hay esclavos del dinero y de su adquisición ilimitada.

81. 82.

La clase media se caracteriza por una satisfacción media.

83.

Otros se satisfacen con la identificación con un grupo: partido, ONG, Iglesia…

84. 85. 86.

Y otros se satisfacen con actividades sustitutorias: deporte, erudición, ciencia…

Luego parece que hay más satisfacción en la sociedad moderna de lo que dice Unabomber. Aquí se contradice porque indica a la vez que la sociedad moderna deja a todos insatisfechos, pero también que deja a todos satisfechos. Parece que distingue entre satisfacción verdadera y satisfacción falsa, considerando la primera propia del primitivo y la segunda propia del moderno.

Los motivos de los científicos.

87.

Ciencia y tecnología son actividades sustitutorias

88. 89. 90. 91. 92.

No es el asombro-curiosidad ni el beneficiar a la humanidad lo que mueve al científico sino atravesar el proceso de poder (empoderarse, alcanzar reconocimiento, dinero y fama).

Se denomina proceso de poder a: a) tener un problema que resolver b) hacer un esfuerzo para resolverlo c) lograr la solución del problema.

La explicación de Unabomber de la voluntad de poder es la de un matemático.

Los científicos atraviesan el proceso de poder pero mediante una actividad sustitutoria.

Naturaleza de la libertad

93. 94.

Entiende Unabomber la libertad como total autonomía.

Tener el control de la propia existencia, el poder sobre la propia vida.

Siendo psicologistas con Unabomber su ludismo deriva de considerar que la tecnología le hace perder el control sobre su vida, pretende por tanto controlarlo todo, desde lo que come hasta con lo que se viste, de ahí que abogue por el hombre primitivo que se procuraba todas las necesidades vitales primarias básicas para la supervivencia directamente y sin intermediarios. La ayuda mutua brilla por su ausencia en el planteamiento de este anarcoprimitivista, demasiado solitario como para optar siquiera por colaborar en un grupo pequeño, aunque a veces indica sería factible tal agrupación.

95.

Se habla de la libertad personal (individual) olvidándose la colectiva.

96.

Puesto que los mass media dominan lo que se dice:

A fin de presentar nuestro mensaje ante el público con alguna oportunidad de crear una impresión duradera, tuvimos que matar gente”.

En este parágrafo Unabomber justifica sus atentados con la finalidad de hacer llegar su mensaje por escrito a la gente. Denota por tanto un afán de ser escuchado y no considera los métodos violentos por si solos como suficiente acción para destruir el sistema, como se verá cuando pase a hablar de la ideología necesaria.

97. 98.

Algunos principios de la Historia

99. 100. 101.

La Historia puede ser aleatoria o regular. Como matemático, racionalista y calculador no se atiene a la aleatoriedad sino a la regularidad. A su juicio a) pequeños cambios no alteran la tendencia general a largo plazo. Luego el efecto mariposa o la teoría del caos queda en su criterio subsumido en el determinismo. b) Un cambio importante en algo estructural altera el conjunto. c) no puede predecirse el resultado ni diseñarse de antemano.

Reconoce no conocer todas las variables y no poder predecir el resultado de sus acciones, luego, aunque focaliza la regularidad y se pretende determinista es consciente de la aleatoriedad e incertidumbre del futuro.

Unabomber ha sido un visionario en cosas como la idea, que no llama así, de sistemas emergentes, aquellos que surgen sin ser predecible su resultado y que luego tardan en cambiar porque se estabilizan.

Hay una cierta contradicción entre la determinación de sus postulados y acciones y la indeterminación de los resultados que dice no se pueden prever.

105.

La red de causas y efectos es demasiado compleja para ser desenmarañada y entendida”.

106.

El proceso de evolución social” “no está bajo el control racional humano”.

107. 108.

La reforma no sirve, la revolución sí, pero no sale como se planea.

109.

La Revolución americana no fue una revolución porque se impuso con ella la misma vida que tenían los británicos. Una revolución por tanto tiene que socavar y transformar radicalmente el modo de vida.

110.

La sociedad tecnológico-industrial no puede reformarse

111.

Luego, cambios permanentes en favor de la libertad pueden atraerse sólo por personas preparadas para aceptar alteraciones radicales, peligrosas e impredecibles de todo el sistema. En otras palabras, por revolucionarios, no por reformistas”.

112. 113.

Libertad y Tecnología son incompatibles. La restricción de la libertad es inevitable en la sociedad industrial.

114.

(Aquí convendría que Unabomber supiese algo de Foucault y la biopolítica):

La regulación de nuestras vidas por parte de grandes organizaciones es necesaria para el funcionamiento de la sociedad tecnológico-industrial”.

115.

Los científicos, matemáticos e ingenieros son los principales avales del sistema. De ahí que los convirtiese en los objetivos de sus atentados y de ahí que indique que la sociedad moderna fuerza a niños y adolescentes a estudiar ciencias, siendo lo que más se premia.

116.

La presión del sistema genera inadaptados.

117.

La sociedad global no es troceable en pequeñas comunidades autónomas, dada la globalización. Así la lucha es global porque el enemigo es global.

118.

El efecto invernadero afecta a todo el planeta”.

119.

La tecnología homogeiniza la vida humana heterogénea.

L. Sprague Camp es citado de su libro Ancient Engineers, en un párrafo que señala cómo los seres humanos de hoy gracias a la tecnología son más parecidos que nunca, como ejemplo.

Como dijimos (parágrafo 18), el citado era un ingeniero aeronáutico que después de Robert E. Howard fue quien siguió escribiendo las novelas de Conan el bárbaro.

Así que, curiosamente, son matemáticos e ingenieros como Sprague Camp o Kaczynski, quienes idealizan la sociedad primitiva y desprecian a la tecnología.

Sin embargo, en el libro que cita Unabomber de Sprague Camp sobre los primeros ingenieros éste alaba a aquellos como los verdaderos fundadores de la civilización, por encima de reyes, religiosos o militares.

Unabomber eligió a los ingenieros como principales objetivos de sus bombas a causa de lo que le pareció la demostración en este libro apologético de ellos, de que fuesen los principales baluartes de la civilización.

120.

Hay una gran falta de autonomía en cualquier empleo.

Las partes “malas” de la tecnología no pueden separarse de las partes “buenas”

121.

La medicina y su tecnología puede ser considerada buena pero no es separable de la tecnología mala, por ejemplo, de la fabricación de armas biológicas.

122.

Si se interviene médicamente degenera la especie. De nuevo Unabomber se revela como maltusiano y darwinista, con tintes eugenésicos naturalistas, esto es, favorable a que sea la selección natural la que determine quién vive y quien muere.

123.

Está por tanto contra la ingeniería genética, luego sorprende que declare ejemplo en contrario que: “Un ingeniero genético irresponsable podría crear muchos terroristas”.

¿Por qué no se habrá decantado Unabomber por asimilar la tecnología en su causa por destruirla? De ese modo podría haberse clonado innumerables veces y creado un ejército de Unabombers que acabasen con la tecnología, ¿no? Claro que como piensa que cualquier alteración de la Naturaleza efectuada por el hombre es un crimen, no ve como revolucionaria la vía del uso de la tecnología para el cambio de la naturaleza humana a su favor.

Si piensas que un gran gobierno interfiere AHORA demasiado en tu vida, simplemente espera hasta que empiece a regular la constitución genética de tus hijos”.

124.

Código ético medico: la forma de tal regulación siempre será la impuesta por las élites.

La única ética sobre ingeniería genética que admitiría Unabomber sería la de “prohibir cualquier ingeniería genética” pues piensa que la selección natural no debería ser interferida, incongruente con su libertarianismo sería no obstante tal prohibición.

La tecnología es una fuerza social más fuerte que la aspiración de libertad

125. 126. 127.

Igual que con el automóvil o el teléfono móvil: “la nueva tecnología cambia la sociedad de tal manera que la gente a la larga se ve FORZADA a usarla”.

128.

Avances técnicos parciales pueden ser positivos, pero son negativos como totalidad porque en conjunto arrebatan autonomía al individuo.

129.

Nos volvemos dependientes de la tecnología.

130.

Por tanto, procede no abordar luchas parciales sino luchar contra el sistema como totalidad.

Se puede esperar éxito sólo luchando contra el sistema tecnológico como conjunto, pero eso es revolución, no reforma”.

131. 132.

La tecnología implica más control y más dependencia.

133.

Política y ética son impotentes para frenar y regular la tecnología. (Luego parece que solamente queda la violencia).

134. 135.

Cuando el sistema colapse será el momento de atacar.

Mientras que el sistema industrial esté enfermo es que debemos destruirlo”.

No podremos si está sano y fuerte. Unabomber considera que el sistema es más fuerte que las ansias de libertad de modo que solamente un sistema colapsado y con problemas puede ser derrocado.

136.

El sistema ha fallado en parar la degradación ambiental, la corrupción política, el tráfico de drogas o el abuso doméstico”.

137. 138. 139.

Unabomber dice que hay una primacía de la economía sobre la ecología, como solamente se admite la libertad económica no hay manera de detener en este sistema la degradación ambiental.

La revolución es más fácil que la reforma

140.

No se pueden reconciliar tecnología y libertad. Unabomber, a diferencia de otros, lo ve como un par antagónico e irreconciliable.

141.

Un movimiento reformista meramente ofrece arreglar un problema social en particular. Un movimiento revolucionario ofrece resolver todos los problemas de golpe y crear un nuevo mundo entero”.

Control del comportamiento humano

142. 143. 144.

La Naturaleza humana puso límites a la presión y explotación antaño pero tal cosa puede cambiar y volverse la manipulación humana ilimitada.

145.

Se controla el comportamiento, por ejemplo, indica, dándole drogas a la gente, (religión y televisión también como drogas), (el soma de Huxley), (ansiolíticos dispensados por las farmacéuticas), que permiten al deprimido tolerar lo intolerable.

146.

Se han desarrollado las técnicas de propaganda del sistema y la vigilancia. Unabomber parece inspirarse en Orwell y su libro 1984 para hablar de videovigilancia. (La biopolítica y el panóptico de Foucault también estarían en consonancia con este punto).

147.

Mientras se está absorbido por la televisión, los videojuegos, etc., se puede olvidar la tensión, la ansiedad, la frustración, la insatisfacción. Mucha gente primitiva, cuando no tiene ningún trabajo que hacer, está lo bastante contenta como para sentarse durante horas por un tiempo sin hacer nada, porque están en paz consigo mismos y con su mundo. Pero la mayoría de la gente moderna tiene que estar constantemente ocupada o entretenida, de otro modo se «aburren», es decir, se vuelven inquietos, incómodos, irritables7”.

148.

Toda educación ya es solamente un control desde niños.

149.

A las técnicas psicológicas de control se añadirán técnicas biológicas.

150.

A mayor control mayor alteración que se quiere a su vez controlar con más y más control.

Unabomber plantea una espiral de alteraciones y controles de las mismas que llevará inevitablemente hasta el colapso, sostiene un determinismo en ese sentido parecido al del materialismo histórico, que veía inevitable la (auto)destrucción del capitalismo por el devenir de la Historia.

151.

La ampliación de la presión llevará al colapso (social).

152.

Para incrementar el totalitarismo siempre habrá una excusa humanitaria.

Así vemos los izquierdistas y Unabomber las guerras humanitarias que dicen hacerse por defender la democracia cuando son excusas para ocultar el imperialismo. Claro que los izquierdistas que critica Unabomber serían los socialdemócratas, que abogan por extender los derechos humanos, de las mujeres, etc., aceptando de mala gana la guerra si se les presenta ese objetivo, como en Irak o Afganistán o como sería si se acaba invadiendo Irán.

153. 154.

El matemático Claude Shannon”, dijo, según cita Unabomber: “«visualizó un tiempo en el que seremos para los robots lo que los perros son para los humanos, y yo estoy apoyando a las máquinas»”. (cfr. Parágrafo 174, donde se dice que los seres humanos serán reducidos a “animales domésticos”).

155.

Se amplía la noción de crimen.

cualquiera cuyo comportamiento sea inconveniente para el sistema” es tachado de criminal o enfermo, dice Unabomber.

Y efectivamente, lo delictivo y lo perturbado mentalmente se han ampliado progresivamente, el DSM, libro de las enfermedades mentales engorda tanto como el del Código Penal. También es un tema foucaultiano el de vigilar y castigar, pero Foucault argumenta que la justicia se vuelve menos brutal a medida que se hace más omnicomprensiva y que hoy casi no se escapa nadie al calificativo de delincuente por una razón u otra.

La consideración de activistas como terroristas en nuestros días también se ha ampliado.

156.

La tensión solamente se compensa con entretenimiento de masas, la industria cultural ha permitido incrementar la tensión y presión que ejerce el sistema.

157. 158. 159.

el hombre será alterado tan radicalmente como lo ha sido su medio y su modo de vida”.

La raza humana en una encrucijada

161.

Hay integrados y outsiders.

Unabomber es un antisistema, un outsider y muestra afinidad con todos los no-integrados, bandas violentas y grupos salvajes, pero con respecto a los integrados se contradice, pues dice a la vez que están deprimidos, frustrados, ansiosos y que están satisfechos por el entretenimiento y el control social.

162.

El plazo decisivo de la presente confrontación entre tecnología y libertad predice Unabomber que serán los próximos entre 40 y 100 años.

Como ya dijimos su planteamiento de enfrentar al humano y la máquina se parece a la saga fílmica Terminator y a la máquina Skynet como lo que llama el Sistema.

163.

El objetico del Sistema es el: “Control total sobre todo en la Tierra”.

164. 165.

Luego el colapso y el caos surgen para Unabomber como esperanza, aunque anteriormente rechazase lo aleatorio y reafirmase lo racional (parágrafo 17).

Parece entonces que defiende el colapso y el caos a nivel ontológico, el colapso y el caos del mundo, pero pretende mantener la racionalidad de su mente, su capacidad de calcular que ya dijo limitada e incapaz de dar cuenta de la incertidumbre y la totalidad (cfr. Parágrafos 104 y 105). Obviamente el caos esperado para la realidad en Kaczynski arribó antes a la mente de éste, convirtiéndole en Unabomber. Desde entonces su realidad fue una celda hasta su muerte.

166.

El objetico revolucionario es a) aumentar la tensión social, es decir, promover el caos, b) propagar ideología contra el sistema tecnológico-industrial. Unabomber cumple los dos objetivos, el primero atentando con bombas, el segundo haciendo publicar el presente manifiesto. Aunque el objetivo que propone va mucho más allá de sus fuerzas individuales:

Las fábricas deben ser destruidas, los libros técnicos quemados”.

Sufrimiento humano

167.

Colapso. El esquema de Unabomber se parece al marxista pues la caída del sistema por un lado se dará por las contradicciones internas al mismo y por otro también por la acción revolucionaria, que serían vías complementarias, conjugables, no opuestas. El sistema se autodestruirá, pero el revolucionario puede acelerar su caída.

El colapso se producirá indica por dos vías, dice: a) la acción revolucionaria y b) los problemas internos del sistema.

El proceso de desindustrialización será un periodo apocalíptico que ve necesario para comenzar de nuevo, un espacio de gran sufrimiento.

Lo que puede hacer el revolucionario, señala, es acelerar el colapso.

El capítulo 2 de su libro muy posterior Anti-Tech Revolution publicado en 2015 de Unabomber se titulará: Why the Technological System Will Destroy Itself.

168. 169.

Los seres humanos pueden luchar y morir por la libertad o vivir como esclavos, dirá como si fuese el Che Guevara diciendo que prefería morir de pie a vivir de rodillas. Mucha tradición socialista ha incorporado Unabomber a su discurso.

170.

Menciona a los tecnófilos, los que piensan que la ciencia lo arreglará todo y que conciben el progreso como algo positivo.

171. 172.

Y en ese momento señala un acontecimiento ambiguo, que no está claro si es positivo o negativo, aunque para él parece negativo, porque dice que se puede predecir el fin del trabajo que harán las máquinas, lo que generará un excedente de humanos.

173.

Hasta llegar a que las decisiones las tomen las máquinas.

174.

Los seres humanos tutelados por máquinas serán: “reducidos a animales domésticos” (cfr. Parágrafo 154).

El animal salvaje es defendido por Unabomber que pone en un lado la Naturaleza salvaje, la libertad y el salvajismo-primitivo humano, y de otro la tecnología y la civilización industrial y moderna.

175. 176.

La sociedad moderna de servicios y competitiva la considera Unabomber repugnante.

177. 178.

La modificación de los organismos y su transformación no parará una vez comience.

179.

mejor deshacerse de todo el fétido sistema”.

Estrategia

181. 182.

Las revoluciones modelo son la francesa y la rusa, no la norteamericana, porque cambiaron radicalmente la forma de vida.

El objetivo de la revolución es destruir.

183.

La Ideología de Unabomber, el equivalente a la fe de los creyentes que tiene es la del triunfo de la Naturaleza Salvaje (sin control humano). Luego en el límite la desaparición de los humanos y que restase el resto de la naturaleza en forma salvaje sería un gran triunfo para la revolución de Unabomber.

184.

El enfrentamiento es: Naturaleza vs. Tecnología.

185.

La estrategia revolucionaria de Unabomber pasa por una minoría comprometida consciente y racional que instigue el conflicto entre la gente y las élites.

conflicto poder de la élite contra gente normal”.

(El partido político Podemos en España, al principio de su existencia, utilizó esa táctica y fue por ello tildado de populista; pero después incluso Donald Trump lo ha utilizado, claro que teniendo por élite a la socialdemocracia y por gente normal al varón blanco desclasado, por lo que también se le ha llamado populista).

En resumen, para Unabomber el conflicto fundamental es “la tecnología contra la naturaleza”.

192.

Se descarta como inútil y parcial la cuestión étnica y racial, con ella por tanto la colonial e imperialista.

193. 194.

A su juicio hay que “evitar asumir el control político”.

Desde el gobierno no puede hacerse la revolución sino entrar en la dinámica de las reformas.

La revolución contra la tecnología probablemente tendrá que ser desde fuera, una revolución desde abajo no desde arriba”.

195.

La revolución tiene que ser internacional y mundial”.

ya que la diferencia entre un sistema industrial «democrático» y otro controlado por dictadores es pequeña”.

(Los movimientos antiglobalización que se dieron en la época de la publicación del manifiesto parecían avalar esa tesis, pero luego desaparecieron).

196.

La globalización implica la unificación y por tanto la focalización en un único enemigo por parte de los revolucionarios, la tecno-industria mundial.

197. 198.

Unabomber reconoce que el poder colectivo de la sociedad primitiva es muy inferior al poder colectivo de la sociedad industrial y por eso dice que hay que atacar al sistema cuando este débil y sumido en el caos, pero supone cierta contradicción reconocerse débil y a la vez pretender derribar al que se tiene por mucho más fuerte.

199. 200.

Otras luchas son contraproducentes ante la lucha principal que es la de destruir la civilización = el sistema industrial en todo el planeta.

201.

La lucha por la justicia social no sirve porque mantiene el sistema tecnológico.

202.

Unabomber llama a los revolucionarios a “usar la tecnología moderna para un solo propósito: atacar el sistema tecnológico”.

En ese sentido los hackers serían los más revolucionarios entre los que usan tecnología.

203. 204.

los revolucionarios deben tener tantos niños como puedan”.

Curioso en un maltusiano semejante afirmación que da a la genética un poder lamarckista, incongruente con ver el aumento de la población como una lacra (cfr. Parágrafo 205).

205.

Ante el “problema de la población” la solución vendrá dada con el apocalipsis, una vez destruido el sistema la población decrecerá drásticamente y se estabilizará por naturaleza.

Dos clases de tecnología

207. 208.

a) a pequeña escala, la cual le parece admisible b) dependiente de organizaciones a gran escala, la cual le parece debe ser destruida.

El ejemplo que pone Unabomber es que cuando el Imperio romano colapsó, decayó en regresión la tecnología a gran escala que lo sustentaba.

209.

Aparatos como la nevera necesitan tecnología a gran escala.

210.

Esos aparatos desaparecerán con el colapso.

El entusiasmo por el progreso es un fenómeno particular de la forma moderna de sociedad, y parece no haber existido antes del siglo XVII”.

211. 212.

El peligro del izquierdismo

213. 214.

Un movimiento que exalta la naturaleza” debe preservarse de quintacolumnistas izquierdistas.

El izquierdismo es colectivista, está buscando vincular el mundo entero (ambos, la naturaleza y la raza humana) en un todo unificado”.

Aquí parece oponer Unabomber la naturaleza y la raza humana de forma que en extremo parecería preferir la extinción de la raza humana para favorecer a la Naturaleza.

No obstante, se define aquí Unabomber como anarquista. Profesa un anarquismo individualista, primitivista y violento.

215.

El anarquista también busca el poder, pero lo busca en bases individuales o de pequeños grupos”. La mayoría de los anarquistas dice, “seguro que no aprobarán nuestros métodos violentos”.

216.

El izquierdismo lo que quiere es el poder tecnológico en sus manos, luchan por la libertad o eso dicen, pero si consiguen el poder se la arrebatan a todo el mundo.

El ejemplo nos pone es como los bolcheviques, que luchaban contra el poder, una vez lo consiguieron, devinieron en dictadura, en estalinismo. Luego no se debe tomar el poder político. Otra muestra que ofrece es la de la instauración por los izquierdistas de lo políticamente correcto:

En los Estados Unidos, hace un par de décadas cuando eran una minoría en nuestras universidades, los profesores izquierdistas eran los que proponían vigorosamente la libertad académica, pero hoy, en aquellas universidades donde han pasado a ser mayoría, se han visto preparados para quitar al resto la libertad académica. Esto es «corrección política»”.

217.

Señala que los izquierdistas en otras revoluciones han engañado a los libertarios para que luchen a su lado y poder tomar el poder. Como ejemplos da el de Robespierre en Francia, el de los bolcheviques en Rusia, el de los comunistas en la España del 38, o el de Castro en Cuba.

El izquierdista según Unabomber es un comunista dogmático, un totalitario.

218.

Las feministas, los defensores de los derechos de unos y otros, son totalitarios y dogmáticos.

219.

El izquierdismo es una fuerza totalitaria”.

220. 221.

El izquierdista “lucha por imponer su moral a todo el mundo”.

222. 223. 224.

Los izquierdistas más ávidos de poder son los que dirigen las organizaciones y quienes tienen más tendencias totalitarias.

225. 226. 227.

El izquierdista define una tendencia en algunos activistas.

228. 229.

Rasgos del izquierdista:

- “orientado hacia un colectivismo a gran escala”.

- actitud negativa hacia el individualismo.

- moralista.

- pide control de armas.

- multiculturalista.

- ilustrado o progresista.

- pide educación sexual.

- se identifica con las víctimas.

- está contra la competición y la violencia.

230.

El izquierdista tiene un “enfoque dogmático”.

Nota final

231. 232.

Izquierdista, se caracteriza mucho por la “identificación con las víctimas” insiste Unabomber como corolario, al igual que los cristianos, dice.

 

 

NOTAS

1 Cfr. Manifiesto de Unabomber, en: https://essentialinstitute.org/uploads/2_i_3_Theodore_Kaczynski_Manifiesto_de_Unabomber.pdf

Original inglés en: https://web.cs.ucdavis.edu/~rogaway/classes/188/materials/Industrial%20Society%20and%20Its%20Future.pdf

2 En la crítica al izquierdismo coincidirían ambos con, por ejemplo, Félix Ovejero La deriva reaccionaria de la izquierda. Libro publicado en 2018 (Editorial Página Indómita) en el que se critica la hipersensibilidad del izquierdismo dado el primado de las emociones, lo políticamente correcto, por tanto, y el relativismo y anti-cientifismo, así como la negación de las leyes de la naturaleza, todo ello coincidente con las críticas de Kaczynski. También Vladimir Lenin criticó el izquierdismo pequeñoburgués en favor del izquierdismo más revolucionario y menos reformista de los bolcheviques, en su obra: La enfermedad infantil del «izquierdismo» en el comunismo (publicada en 1920). Unabomber realiza una operación en todo semejante a la de Lenin. https://proletarios.org/books/LENIN-La-enfermedad-infantil-del-izquierdismo.pdf

3 Un buen artículo sobre las influencias del Manifiesto y su origen en: Sean Fleming The Unabomber and the origins of anti-tech radicalism. En: https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/13569317.2021.1921940

4 Cfr. Simón Royo Heidegger. Techne vs Poiesis. En: https://www.academia.edu/45187220/TECHNE_VS_POIESIS_LA_ONTOLOG%C3%8DA_HEIDEGGERIANA_FRENTE_A_LA_IMAGEN_DEL_MUNDO

5 Cfr. Ted Kaczynski Technological Slavery. Truth about Primitive Life. A Critique of Anarco-Primitivism. En castellano en:

https://ia802909.us.archive.org/12/items/laverdadsobrelavidaprimitivaunacriticaalanarcoprimitivismotedkaczynski/La%20verdad%20sobre%20la%20vida%20primitiva%20%20-%20Una%20cr%C3%ADtica%20al%20Anarcoprimitivismo%20-%20Ted%20Kaczynski.pdf

6 Cfr. Simón Royo Violencia en la frontera. En: https://www.lacavernadeplaton.com/articulosbis/frontera1920.htm

7 Cfr Simón Royo Pensar el desasimiento, en: https://www.academia.edu/107023109/Anarqu%C3%ADa_Pensar_el_desasimiento_Sim%C3%B3n_Royo?fbclid=IwAR0GtP0Xy-o_rUEGilo5RZagSheHaVTbzNysO92G_eFolppsu92V8TYIhqw

 

VOLVER A LA PORTADA