Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

 

 Presentación del artículo de Giner de los Ríos: “La educación técnica en la Institución Libre de Enseñanza” (por Julián Jesús Martínez López).

ENLACE AL TEXTO

  Presentamos un artículo de Francisco Giner de los Ríos que se publicó hace más de un siglo en el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza.

La Institución Libre de Enseñanza (la ILE) fue un centro educativo de primaria y secundaria fundado por Francisco Giner de los Ríos, en 1876.  En la historia de España y de Europa este centro es uno de los referentes obligados para entender las corrientes de renovación pedagógica. Sus ideas y sus prácticas marcharon a la par de movimientos similares en otras partes del mundo (en Inglaterra, en Francia, en Alemania,…), con los que se relacionaron.

 La ILE no lo tuvo fácil en nuestro país. La enseñanza (desde la primaria a la universidad), controlada en gran medida por una Iglesia de cuño integrista, y por  minorías inmovilistas y caciquiles, languidecía con la miseria de la primaria (en la segunda mitad del siglo XIX, ya con la obligatoriedad de la enseñanza primaria, había más niños sin escolarizar que escolarizados) o con la paramera de una secundaria y una universidad más ocupadas en el formulismo escolástico que en la reflexión y la investigación. Valga como ejemplo de lo que decimos que mientras se caricaturizaba a  Charles Darwin en los diarios fundamentalistas de España y de toda Europa, la ILE lo nombraba profesor honorario.

El  fundador e inspirador permanente de la ILE fue, como ya hemos dicho, Francisco Giner de los Ríos[1], al que más tarde se le unió Bartolomé Cossío. Los dos se volcaron en cuerpo y alma a la tarea de reformar la educación a través de la experiencia de la Institución. El trabajo de la Institución se extendió desde 1876 hasta la guerra civil (1936-1939), tiempo en el que la España franquista provocó la diáspora de profesores y de buen número de simpatizantes .

 Todavía existe el edificio de la ILE, en la calle Martínez Campos de Madrid (antes llamada Paseo del Obelisco). Allí  conservan la memoria de Giner de los Ríos y prosiguen su tarea los miembros de la actual Fundación Giner de los Ríos; pues, pese al intermedio de la prohibición franquista,  el trabajo del maestro se preservó  gracias a discípulos del exilio exterior o interior.

 Es impresionante ver en los archivos de las publicaciones del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de los años cuarenta y cincuenta del siglo XX, la saña , bastante acientífica por otra parte, con la que se despachaban contra el movimiento institucionista los próceres de los años oscuros de la dictadura. Se incluía a la ILE en el “contubernio judeomasón y comunista”.

 Lo sorprendente es que todavía hay sectores en nuestro país que guardan esa saña y aún se publican de tiempo en tiempo panfletos sectarios que intentan denigrar un pensamiento al que se le deben conquistas tan obvias en la educación actual como la coeducación (no segregación por sexos), la enseñanza integral (científico-natural, tecnológica y humanística), la formación general y unitaria (unión pedagógica de primaria y secundaria), la importancia del aprendizaje significativo en contra de la simple memoria mecánica, la introducción del deporte y del contacto con la naturaleza y las excursiones culturales. Claro que, probablemente, una de las claves de esa saña  esté en que Giner siempre defendió el laicismo en la enseñanza, más allá de su profundo respeto por las creencias religiosas.

Presentamos en suma aquí un ejemplo del fecundísimo tesoro de artículos y reflexiones  del Boletín de la ILE.  “La educación técnica en la Institución” es un discurso que dió Giner de los Ríos en Inglaterra para contar cómo se introducían las enseñanzas tecnológicas en la Institución [2] .  Giner de los Ríos y  los institucionistas pusieron un especial énfasis en que los alumnos de primaria y secundaria tuvieran un bagaje equilibrado de saberes tanto tecnocientíficos como humanísticos. Se añadía a ello la apuesta por dotar de una base técnica a la juventud española como el mejor acicate para un desarrollo propio de la industria y la riqueza del país.

 Terminamos esta presentación invitando a todos los lectores que quieran conocer la ILE a consultar un par de obras que aconsejamos:

-         La obra enciclopédica en cuatro volúmenes de Antonio Jiménez Landi : La Institución Libre de Enseñanza y su ambiente”. Editado por la UCM. Madrid, 1996.

-         Una monografía que es una síntesis informativa sobre la ILE, escrita por Antonio Molero Pintado: “La Institución Libre de Enseñanza: un proyecto español de renovación pedagógica”.Editorial Anaya. Madrid, 1985.

 


 

[1]  Francisco Giner de los Ríos nació en Ronda (Málaga) en 1839 y falleció el 17 de febrero de 1915. Además de fundar y dirigir la ILE, fue profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad Central de Madrid .

[2]  Francisco Giner de los Ríos: “La educación técnica en la Institución Libre de Enseñanza”, in Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, número 186,15 de Noviembre de 1884.

ENLACE AL TEXTO

 

 

 

VOLVER A PORTADA