Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

EL LUGAR DE LA POLÍTICA EN LA ENSEÑANZA SECUNDARIA

Un diálogo entre dos estudiantes, mantenido el 23 de marzo de 2003

Luis Fernández-Castañeda Belda

 

-Arenas1 dijo el otro día que se sentía engañado cuando, al enchufar la tele para ver cómodamente la entrega de los Goya2, se encontró con que aquello no era una entrega de premios, sino un mítin político. Todos salieron al escenario como si estuvieran conchabados, con el "no a la guerra" en la boca. No es que uno quiera coartar la libertad de expresión, desde luego, pero cuando uno pone la tele para relajarse viendo la entrega de unos premios cinematográficos, la verdad, no le apetece que le den gato por liebre y le ofrezcan otra cosa. Es como si uno va a un restaurante y el camarero, en lugar de decirle lo que hay para comer, le recita un poema. Puede que incluso esté bien, pero no es el momento ni el lugar adecuado. Si quiero escuchar poesía, me voy a un recital, por ejemplo. ¿No?

-Cada cosa en su sitio, ¿no? ¿Eso es lo que quieres decir?

-Sí. A mí no me parece bien que se politice todo. En realidad, yo paso de política. La política es un rollo y los políticos un coñazo.

-Dices "coñazo", y con eso -te dirían las feministas- insistes en la tradición machista que emplea todo lo que se refiere a los genitales femeninos para lo malo, y a los masculinos para lo bueno. Los políticos son un "coñazo", pero lo que más te gusta es "cojonudo".

-Joder, macho, ahora no se va a poder ni hablar.

-No es cuestión de eso, sino de que te des cuenta de que hasta en lo que hablamos entra la política. Todo es política.

-Eso es precisamente lo que no me gusta. La gente que dice eso me parece que me está diciendo: "todo es mierda, y a ti te toca también untarte un poquito en ella". Paso.

-Pero tomas la política como algo negativo, sucio y corrupto, y no tiene por qué ser así.

-¿Cómo que no? ¿Es que crees que la política es algo digno y puro? La política está llena de mentiras, el poder corrompe, y si tenemos políticos es porque no nos queda más remedio.

-¿Y qué no está lleno de mentiras, de corrupción y de engaño? ¿O es que crees que en otras actividades esto no se da?

-Sí se dará, no digo que no, pero no tanto como en la política.

-Porque la política tiene más relevancia en una sociedad que la comida rápida, por ejemplo.

-Mira, los políticos siempre hablan de servicio público y del bien de su país, pero todos sabemos que eso es sólo propaganda. Yo lo que digo es que hagan lo que tienen que hacer y nos dejen en paz a los demás, que bastante tenemos con verles las caras todos los días en televisión.

-¿Y cuando no hacen lo que tienen que hacer? Por ejemplo, con lo del Prestige3, o con la guerra de Irak.

-Pues entonces se vota a otros.

-¿Y mientras tanto?

-Mientras tanto te puedes manifestar y hacer lo que quieras, pero las cosas no cambiarán, porque si el sistema funciona, sólo lo cambian los votos.

-O sea, que tú eres partidario de la concepción de la democracia de Ana Botella.4

-¿Cómo?

-Sí, la de "vote y cállese". Si a los ciudadanos no les gusta lo que hace su gobierno, lo que tienen que hacer es votar a otros en las próximas elecciones. Esto no es una democracia asamblearia. Aquí las decisiones no se toman porque la mayoría del pueblo decida a) o b); lo que se vota es un gobierno en el que se delega decidir. Si lo que decide no te gusta, cállate, espera, y cuando haya que votar, vota a otros.

-No es mal principio político. Creo que en eso consiste la democracia, ¿no? Lo que no puede ser es que una vez que has hecho la apuesta, por decirlo así, una vez que has votado a alguien, si dejan de gustarte salgas a la calle y exijas la dimisión. Si el pueblo español votó al PP por mayoría absoluta (como hizo antes con el PSOE5), y no te gusta cómo lo están haciendo, ¡pues vota a otros la próxima vez! Lo contrario es como si en medio de una partida de póker quieres retirar el dinero que has apostado porque no estás seguro de tus cartas. ¡Eso no puede ser! Y cuando los demás jugadores te dicen que no puede ser, entonces tú organizas manifestaciones, movilizaciones y todo tipo de follones para que la presión de la gente les haga cambiar de opinión. Si el gobierno cambiara de opinión, entonces todo gobierno estaría en la cuerda floja, dependiendo de lo que a la gente -o a los que organizan las movilizaciones- le dé la gana.

-Primero, no tienes en cuenta que el gobierno tampoco es manco, y que organiza su propaganda lo mejor que puede. ¿O acaso te crees que el gobierno no presiona a la gente para encauzar sus opiniones? Pero, además, ¿qué pasa cuando todo un pueblo no se siente representado por su gobierno? ¿Hay que quedarse de brazos cruzados?

-Yo no digo eso. Lo que digo es que el lugar para cambiarlo es el Parlamento y, sobre todo, las urnas.

-Entonces tú tampoco estarás de acuerdo en que la política tenga algún papel en la enseñanza secundaria, por no decir en la formación profesional o en la universidad.

-Pues claro que no. A la universidad se va a sacar una carrera, a la formación profesional se va a aprender un oficio. ¿Qué te parecería que en "imagen y sonido" o en "fisioterapia" el profesor te soltara un mítin político? Dirías que no te has matriculado allí para escuchar eso.

-Me recuerdas a Aznar, que cuando le preguntaron qué hacía contra la dictadura franquista en su época de estudiante, respondió diciendo que estaba estudiando derecho, y que entonces "no tocaba" hacer nada en ese sentido, sino sacar la carrera. Si todos hubieran hecho lo que él, si los demás jóvenes hubieran dicho que entonces "no tocaba", seguiríamos franquistizados. Porque, si uno se pone así, la verdad es que "nunca toca", siempre hay algo urgente que hacer primero.

-¿Entonces qué quieres? ¿Que los profesores hablen de política, que haya una asignatura de política en la secundaria? ¿Otra asignatura más? ¡Lo que nos faltaba!

-Según tú, no hay sitio para la política en la educación secundaria. Tampoco la quieres ver en los Goya, en la formación profesional, en la universidad... ¿Cuál es, entonces, el sitio de la política?

-Ya te lo he dicho: el Parlamento. Luego tienes los telediarios, los periódicos y, finalmente, las elecciones. Yo creo que tenemos de sobra, ¿no?

-Por supuesto que no. Ése no es más que el principio o, más bien, el resultado final. Lo que necesitamos son ciudadanos con cultura política, y no borregos que emitan sus balidos cada cuatro años. Si hay democracia en España, no ha sido por el Rey, por Suárez, o por no se sabe quién. Ha sido porque el pueblo español lo ha querido. Lo quiso cada vez con más fuerza en los años finales de la dictadura. Lo demostró una y otra vez en todos los ámbitos en que le fue posible: en la calle, sorteando la censura periodística, con el humor, el cine, la música, la poesía... hasta con la minifalda y el bikini. Lo demostró con manifestaciones y huelgas salvajemente reprimidas, con una vida de clandestinidad política siempre al borde del riesgo y la denuncia, cuando las fuerzas de seguridad no se andaban con chiquitas y lo menos que hacían era hostiar al protestón, siempre impunemente, porque nadie velaba por los derechos humanos. La formación política del pueblo español fue autodidacta, y aprendió con sangre. Luego ya, instaurada la democracia, ha subido de nivel, siempre al hilo de conflictos, discusiones, manifestaciones... y también de votaciones. Esto es lo que tenemos que transmitir a todos, en lugar del "ahora no toca". Siempre toca.

-Muy bonito el discurso, pero creo que lo que has diseñado es el currículum político de la izquierda.

-Te equivocas. Vamos a ver, según tú, no hace falta saber nada ni preocuparse por nada: cada cuatro años se vota, y punto.

-Más o menos, y que nos dejen en paz.

-Díselo a los iraquíes.

-Ya estamos otra vez con eso.

-¿No te sientes un poco responsable por lo que pasa? Si has votado al partido del gobierno, ¿no crees que tienes alguna responsabilidad? Y si no lo has votado, ¿no crees que también la tienes, en el sentido de que guardar silencio sería darles la razón? ¿Y no crees que esta idea de la responsabilidad debe encontrar su lugar en la enseñanza secundaria?

Porque de lo contrario, los chavales pueden creer que la política es como elegir en el videoclub la película que van a ver esa noche.

-¿Qué quieres decir con eso?

-Que al reducir la democracia a un asunto de votaciones, la conviertes en un mercado más, y no lo es, porque lo que se decide en última instancia es cómo queremos vivir. Y eso, a pesar de toda la propaganda de Nike, Coca-cola y un infinito etcétera, no sucede al comprar unas zapatillas o beberse un refresco.

-¿Y entonces qué propones?

-Que los centros de secundaria estén mucho más imbricados en organizaciones no gubernamentales, planteándose un uso compartido del espacio, e incluso la posibilidad de realizar algunas actividades en horario lectivo.

-En otras palabras: una movilización general.

-No es eso. ¿No te das cuenta de que los institutos de enseñanza, como tantos otros sitios, parece que están impermeabilizados contra la política? La religión sí que penetra, no hay duda, ahí tienes la SCR6, pero de la política ni mú. Es más, parece incluso fuera de lugar hablar de temas políticos, como que no pega. Yo no digo que hagamos un parlamento paralelo en las aulas, pero sí que hay que empapar los institutos, como si fuera un bizcocho, en el licor de la política, para darle sabor y vida.

-Lo que estás diciendo me parece una utopía, un sueño. Habrá gente como tú, no digo que no, pero la mayoría sólo quiere pasar el rato lo menos aburrido posible, aprobar, y dejarse de rollos.

-Tú piensas que los jóvenes son como borregos, pareces un viejo. ¿No te das cuenta de que le estás haciendo el juego al poder? El poder quiere que la gente no se culturice, que no hable de política, que no entienda, para que así pueda ser carne fácil de propaganda. Por eso los institutos están como aislados en su propio mundo. Se aprenderá matemáticas y lengua, pero de política nada.

-¿Pero qué es lo que hay que aprender de política? Tú no puedes hacer que la gente se interese por temas políticos, que además suelen ser un rollo. ¿Qué se gana con eso?

-Me das pena. Seguro que eres de los que dicen que entre izquierda y derecha no hay prácticamente diferencias, que todo es lo mismo, y que eres apolítico. Pues que sepas que de apolítico no tienes nada, tú lo que eres es un elemento peligroso, representas la inercia social, la inmovilidad, la irresponsabilidad. Eres carne de propaganda. Si no votas porque te da igual, es que no comprendes nada. Pero yo creo que tú votas, sí. Tú votas, pero al tuntún, según lo que te indique la propaganda, porque confiesas que ni sabes de política ni te interesa. Eres un irresponsable, y aunque te parezca que no, te manipulan como quieren.

-Al revés, precisamente como no me intereso por el tema, lo veo de fuera, y no me dejo llevar por lo que me cuentan.

-Eso es lo que tú te crees. La política, como la vida, no se puede ver de fuera, a menos que estés muerto, claro. En cualquier caso, lo que yo propongo para la secundaria no es obligatorio. Si el profesor trata un tema político, no es forzoso que lo anotes; si se hacen actividades con ONGs, etc., tampoco es forzoso que te apuntes.

-Vais a ser muy poquitos.

-No te creas.

-------------------------------------------------------------

NOTAS DE CONTEXTO

1 Estas notas escuetas están pensadas para aquellos que nos leen en otros barrios de este planeta (Argentina, México, Chile, Colombia, etc.) y no entiendan determinadas alusiones a este barrio de España.

Arenas es el actual secretario del Partido Popular, conservador, en el gobierno.

2 Los Goya son los equivalentes españoles -salvadas las distancias- de los Oscar.

3 El petrolero con más de 60.000 toneladas de fuel-oil que zozobró frente a las costas gallegas en diciembre de 2002, provocando la enésima marea negra en esa castigada costa de España. La actuación del gobierno brilló durante las primeras semanas por su ausencia, de modo que la sociedad civil se vio obligada a actuar por su cuenta, desplazándose voluntarios de toda España e incluso de fuera de ella a las costas gallegas para comenzar la limpieza. La lista de minimizaciones, medias verdades, desprecio a la opinión pública y abiertas falsedades que protagonizó el gobierno provocaron, entre otras, la inmensa manifestación en Madrid en febrero de 2003 bajo el lema de "nunca mais". Hubo varios cientos de miles de personas.

4 Mujer del presidente del gobierno, José María Aznar, que este año se presenta a las elecciones como concejala a la alcaldía de Madrid por el Partido Popular.

5 Partido Socialista Obrero Español.

6 Siglas de "Sociedad, cultura y religión", asignatura obligatoria en la educación secundaria (hasta 16 años) y en los dos cursos de bachillerato (alumnos de 16-17 años) para los que no eligen "Religión". De este modo, se escoja lo que se escoja, la elección siempre queda dentro de un horizonte religioso, y no es posible no estudiar religión. El origen de esta norma y otras anteriores es el Concordato negociado entre España y la Santa Sede en el período que va desde la muerte de Franco (1975) hasta la Constitución (1978), un momento deliberadamente escogido por el Vaticano para negociar con ventaja, dado que España se encontraba en una situación muy delicada e inestable.

 

 

 

 

VOLVER A PORTADA