Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

 

DOS ARTÍCULOS BREVES:  DIOS Y EL UNIVERSO  -  SOBRE LA LIBERTAD

( Por Alberto Esteves. Alumno de 2º de Bachillerato). Enero de 2007.

 

DIOS Y EL UNIVERSO

 

Para intentar demostrar la existencia de Dios, hemos de llegar al principio de todo, donde nada ni nadie pudo influir, pero aun así algo ocurrió, como todos sabréis estoy hablando de “el origen de el Universo”.

 

Hablar del origen de el Universo, siempre viene acompañado de una gran polémica y de una gran  incertidumbre, ya que hablamos siempre de suposiciones y nunca sabemos a ciencia cierta que pasó.

 

Muchas son las teorías sobre el origen del Universo, algunas dicen que el origen consta de un elemento único (el aire, fuego, agua…), otras que consta de varios (aire fuego, tierra y agua a la vez, por ejemplo), pero aquí vamos a tomar como referencia el mundialmente conocido Big Bang, dejando claro que todo lo que aquí se exponga será valido para cualquier teoría sobre el origen del Universo.

 

El Big Bang, una mota de luz de 0,1mm. de radio, infinitamente caliente, de repente, un buen día estalló, y como todos sabéis empezó el proceso de creación del Universo. De aquí surgen varias cuestiones: ¿Desde cuando estaba ahí esa mota de luz infinitamente caliente?¿Como se creó?¿Qué hizo que de repente que estallara?(si es infinitamente caliente, la variación de temperatura no puede ser la causa del estallido, y aunque así fuera, habría que preguntarse que lo hizo variar de temperatura)

 

Para intentar responder a estas preguntas, primero razonemos:

 

- Si la mota de luz estuviese “ahí” desde siempre, es decir, desde el infinito, no habría ningún motivo para que después de infinitos años (esto es algo que ya de por sí es una contradicción, porque es imposible que infinitos años pasen), “de repente”, explotase. La única posibilidad aparente en este caso es que algo (alguna fuerza, inevitablemente ejercida por alguien) o alguien (eterno por no someterse al tiempo, infinito por de la misma manera, no someterse al espacio y de alguna manera todopoderoso, ya que de la nada es imposible que surja “algo”, esta definición de eterno, infinito y todopoderoso es la típica definición de Dios…)

 

-Otra posibilidad es que la mota de luz tenga una “fecha de nacimiento”, pues bien, pensemos como sería ese “nacimiento”. Si antes de existir esa mota de luz no había nada,   no había espacio(ni siquiera existía el vacío), de lo que se deduce que tampoco existía el tiempo, no había ni espacio ni tiempo, ya que esa mota de luz era lo único que había… Pues bien, la pregunta es la siguiente:¿Cómo de una situación de la que no existe tiempo ni espacio, puede aparecer una mota de luz, por pequeña que sea? Este hecho conlleva consigo la aparición del espacio y en consecuencia la del tiempo(en ese momento empezaría a contar el primer segundo de vida del Universo, por lo que ese sería el verdadero origen del Universo). La respuesta es idéntica a la de la pregunta formulada en el párrafo anterior.

 

Con estos dos planteamientos quedan respondidas las preguntas.

 

Consecuencia inmediata de la existencia de Dios sería el derrumbamiento de toda religión basada en la fe, ya que la fe es una creencia interna en ese “Dios”, y, en el momento en que sabemos a ciencia cierta que existe, ya no podemos creer (creer significa saber algo sin poder demostrarlo, en cuanto se demuestra se convierte en conocimiento seguro). 

 

 SOBRE LA LIBERTAD

 

En la actualidad, se habla muy a menudo de libertad, lo que conlleva a leyes, principios morales y responsabilidades. Pero, ¿somos realmente libres? ¿Sabemos de que somos responsables?

 

Podemos dar una definición de responsabilidad intuitiva: responsabilidad es la obligación de hacerse cargo de tus actos y, en algún modo, de sus consecuencias. Para ser responsable de algo, primeramente hay que ser consciente de ese algo, ser libre para hacerlo o no, y, evidentemente, querer hacerlo (ya que si se es consciente de algo, y tienes libertad para ello, solo lo harás si quieres, no te pueden obligar a ser responsable de algo). Pero, ¿qué pasaría si no fuésemos libres? ¿No seríamos responsables de nada? ¿Y quién lo sería entonces?

 

 Aparentemente no existe contradicción entre la existencia de Dios y la responsabilidad, pero hay que recordar que lo que caracteriza a “Dios” es precisamente, que es eterno, infinito y omnipotente. Con esta definición, a poco que pensemos, nos daremos cuenta que Dios es consciente de todo el pasado, el presente y el futuro, ya que es eterno y el tiempo no influye en “él”, lo mismo ocurre con el espacio (de ahí la famosa frase:”Dios está en todas partes”, ya que es omnipresente o eterno) por lo que siempre sabrá qué, cómo y cuándo vamos a hacer en todo momento, es decir, sabrá de antemano lo que haremos tanto dentro de 5 minutos, como en dos días, en un año… y con una precisión tal, que no dará ni el mas mínimo margen a error, ya que si eso no fuese así, dejaría, por un momento, de ser eterno, infinito y omnipotente.¿ Esto quiere decir que no somos libres? Pues parece claro que la respuesta es que no existe la libertad, siempre y cuando Dios exista (recuerdo que me estoy basando en el texto anterior). Y si no somos libres, ¿podemos ser responsables? Si  no tienes más elección que la que te ofrece el “destino”, ¿Cómo se te puede pedir responsabilidad? Si todo lo que hacemos, lo hacemos porque de alguna manera está “escrito” y no lo podemos cambiar, ¿qué tipo de responsabilidad se puede exigir ahí? Parece evidente que sin libertad no hay responsabilidad, ahora bien, entonces, ¿quién o qué es el responsable de todo? ¿Si todo es causa inevitable de algo anterior, cuál es la causa responsable de todo? De nuevo nos encontramos en el origen del Universo, y en ese “ser” que tuvo que de alguna manera crear la mota de luz(o lo que sea, según la teoría del origen del Universo en que se crea), ese “ser” eterno, infinito y omnipotente sería pues la causa primera de todas, y responsable de todo lo posterior a ello.

 

Si nos ponemos en el caso contrario, negando a Dios, pero afirmando la existencia de libertad, encontraremos una gran facilidad para concluir que la libertad existe, pero por el contrario las dificultades estarán en explicar el origen de el Universo.

 

En la actualidad todo se basa en la presuposición de la existencia de la libertad, es mas, las leyes (tanto morales como “legales”) no tendrían sentido sin la, al menos creencia, de la existencia de libertad (ya que ¿como vas a castigar a alguien por algo de lo que no es responsable y que no podía evitar?). La sensación de libertad es tal, que aún demostrando la inexistencia de la misma, preferimos creer en ella (si preguntamos a alguien que crea en la existencia de un “Dios”, si cree en la existencia de la libertad, seguramente contestaría que si, por lo que las creencias de las personas son cambiantes, a veces contradictorias y no abarcan toda la realidad). Si alguna vez intentáis demostrar la existencia de la libertad, os daréis cuenta de que es algo imposible de demostrar, ya que si por ejemplo, tenéis 2 opciones A y B, y tu puedes “libremente” escoger entre las dos. Si después de elegir, por ejemplo A, te dicen que demuestres que podías haber escogido B ¿Como lo harías? Exacto, imposible, al menos al entendimiento.

 

 

 

 

VOLVER A PORTADA