Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

REFRANERO FILOSÓFICO (CURSO 2001-2002)

-(Refrán) "Por los hijos se conoce a los padres" y la doctrina del pecado original de San Agustín (por Cristina López Rus,2º de bach del IES Carlos Bousoño, Majadahonda (mayo de 2002)).

-(Refrán) "Donde hay patrón, no manda marinero" y la filosofía de Platón (por Yago Márquez Pérez,2º de bach del IES Carlos Bousoño, Majadahonda (mayo de 2002)).  

-(Refrán) "No hay mal que por bien no venga".(Por María Victoria Sicre de Llanos, 2º de bach del IES Carlos Bousoño, Majadahonda, (mayo de 2002)).

 


 

(Refrán) "Por los hijos se conoce a los padres" y la doctrina del pecado original de San Agustín (por Cristina López Rus,2º de bach del IES Carlos Bousoño, Majadahonda (mayo de 2002))

--Este refrán se podría relacionar con la teoría del pecado original y la naturaleza humana.si un padre comete un pecado o realiza una mala acció n, aunque se arrepienta el paso de los hechos es hereditario, lo que supone que el hijo llevará ese pecado a sus espaldas y así pasará lo mismo si ese hijo comete un pecado, el cual pasará a sus hijos y así sucesivamente formando un circulo vicioso, como la pescadilla que se muerde la cola".

--Partiendo de lo anteriormente dicho S. Agustín sitúa el origen de este hecho en el pecado cometido por Adán, el cual ha hecho que el hombre este condenado de por vida y que únicamente se pueda salvar de esta condena mediante el bautismo, que es para S.Agustín el camino hacia una nueva vida o pura, ya que antes de bautizarse el hombre esta muerto por sus pecados, pero la gracia que percibe mediante el bautismo le permite que mediante la intervención de Dios a favor del hombre, este pueda ser conducido a una nueva vida, aunque esto exige una actitud de fe, ya que sin esta las obras que parecen buenas se convierten en pecado, por lo que volveríamos de nuevo a dicho comentario.

--En mi opinión la teoría del pecado de S.Agustín no es correcta, pues el hombre es libre cuando es capaz de hacer el bien, en cuanto acepta la gracia, pero si el hombre esta manchado de nacimiento por el pecado es difícil que pueda llegar a ser libre o ha hacer el bien, si desde siempre se le ha condenado y no se le ha permitido actuar según sus instintos, porque esto siempre se ha considerado malo.

--Como hemos dicho anteriormente el hombre arrastra el pecado original cometido por Adán desde siempre, por lo que para S.Agustín la historia de los hombres es la historia de la intervención de Dios a favor de los hombre, por lo que volviendo al refrán, aunque a los hijos se les conozca por los padres, se podría llegar a la conclusión que aunque el hombre va a transmitir su pecado a las siguientes generaciones esta desgracia que arrastran seran menor debido a la intervención de Dios, pues este facilitara la conversión del hombre pecador a la fe.

--En mi opinión podría decir que no estoy de acuerdo con la teoria del Pecado Original de S.Agustín ya que todos los hombres no son iguales, no todos llevan el pecado que S.Agustín nos explica en su teoría.


 (Refrán) "Donde hay patrón, no manda marinero" y la filosofía de Platón (por Yago Márquez Pérez,2º de bach del IES Carlos Bousoño, Majadahonda (mayo de 2002))

Tratar de atribuir esta frase a Platón puede considerarse una locura. Lo es, de hecho. Es una frase popular de autor anónimo y seguramente bastante poco importante.

Tratar de abstraerse y relacionar el saber popular - la frase tiene mucho de cierto, de resignación y de ironía – con el pensamiento platónico sobre la organización del Estado puede considerarse coherente. Necesitaremos, pues, de la abstracción. La filosofía, al fin y al cabo, es abstracción.

Las teorías platónicas sobre política y ética tendrán sentido si se relaciona con el Estado, si se llevan a cabo. Relacionando el alma con el Estado Platón estableció tres estamentos: gobernantes, que armados de sabiduría regirían los destinos del pueblo; guardianes y su correspondiente fortaleza que defenderán de peligros y productores que con su trabajo, su templanza y por supuesto sin su intervención intelectual, ya que no están capacitados, se dedicarán a producir, a hacer el trabajo sucio. Según Platón, si cada estamento cumple su función, existirá una armonía comparable a la del alma.

Con estos componentes de Estado, lo apropiado sería un gobierno de aristocracia, donde gobiernen los inteligentes, los poderosos, los tomados por inteligentes. La aristocracia tiene que ser armónica, sin corromperse, sin caer en timocracias, en oligarquías peligrosas y por supuesto sin llegar a una democracia en la que un gobierno del pueblo no está en absoluto capacitado para el gobierno del Estado, de esta manera la tiranía estará más cerca.

Hasta aquí la teoría de Platón tan respetable como estudiada.

El pueblo, sin tanto estudio, y fruto de conversaciones en los bancos del puerto vio en esta frase y sin saberlo la mejor manera de ironizar sobre la teoría platónica. Si lo hubieran sabido, no hubieran dicho nada. La ignorancia, realmente, es atrevida.

Pongamos que el barco es el Estado, y en medio del mar no es más que eso. El patrón, capacitado porque así lo dicen sus papeles, sus estudios, su experiencia se encargará de llevar a buen puerto un barco que no tiene porque estar a la deriva. El patrón es pues el gobernante, su sabiduría gobernará el barco durante el tiempo fuera de tierra firme. El patrón es uno, pequeño porcentaje dentro de un barco, los marineros son la gran mayoría, un amplio porcentaje, los marineros son el pueblo.

Los marineros, como papel de pueblo que les ha tocado representar, están muy bien capacitados para hacer su trabajo, para producir –pescar- pero nada más. No podrán intervenir en cuanto al rumbo medio dudoso del barco y sus teorías no serán consideradas como buenas o malas porque no serán consideradas. Proba-blemente ni siquiera se crucen con el patrón durante la larga travesía. Los marineros son pacientes, poseen la virtud de la templanza y no van a caer en quejas inútiles. El banco no se hundirá si la armonía existe y será mucho más tranquilizador para todos el silencio. Si ellos están cómodos no tienen por qué quejarse, no tienen por qué pensar, no van a pensar. 

La diferencia entre los pensadores anónimos y Platón es que los pensadores sabían, quizá por experiencia propia, que no manda marinero porque es imposible si hay patrón y Platón simplemente sabía que era imposible, o al menos una locura. Como toda esta abstracción.


(Refrán) "No hay mal que por bien no venga".(Por María Victoria Sicre de Llanos, 2º de bach del IES Carlos Bousoño, Majadahonda, (mayo de 2002)).  

El refrán que he elegido ha sido ``No hay mal que por bien no venga´´ pues como este trabajo consiste en relacionar un refrán con el pensamiento de un filósofo me ha parecido que es un ejemplo muy bueno pues la mayoría de los filósofos han atribuido al mal las desgracias humanas diciendo en muchas ocasiones que es el mal el que corrompe al ser humano o también se ha dicho que el mal es el propio desconocimiento del hombre, aunque a mí me parece, por eso he elegido este refrán, que en realidad el mal no es ni un desconocimiento por parte del ser humano ni algo que nos corrompe sino que me parece que es el propio ser humano el que no se da cuenta de que el mal es una simple imperfección nuestra ya que aunque somos seres racionales superiores a los demás seres tenemos nuestras limitaciones y dentro de estas se incluye la falta de capacidad para reaccionar ante determinadas situaciones que suelen ser las que llamamos malas o maldad. Al fin y al cabo no dejamos de ser animales aunque seamos racionales como antes he dicho y es esto lo que nos hace tener limitaciones y ser imperfectos pues si fuéramos perfectos o no tuviéramos limitaciones entonces ¿ qué pasaría con esa fuerza poderosa o con ese Dios que supuestamente nos ha creado? si fuéramos perfectos seríamos todos dioses o fuerzas poderosísimas con lo que el mundo sería totalmente caótico y muy diferente a como es. Es por esto por lo que yo creo que existe el mal o existen las acciones que se salen de lo normal, no por eso estoy justificando el terrorismo u otro tipo de actos violentos, el mal del que yo hablo es ese que a lo mejor no es voluntario pero que sin querer se produce y el cual todo el mundo toma como una situación horrible y desesperante pero nadie se ha parado a pensar que quizás eso que ahora te resuelta horrible, mañana se convierta en algo a tu favor y que te solucione algún problema porque todos los problemas es un poco difícil que te los resuelva, bueno aunque depende también de la persona y de la cosa. Por esto he elegido este refrán porque me ha parecido que describe muy bien lo que yo 
pienso pues aunque hoy algo te parezca que es lo peor que te puede haber pasado a lo mejor mañana o pasado o dentro de un tiempo encuentras razón o motivo a eso y te das cuenta de que todo en esta vida sirve como experiencia y que aunque a lo mejor, puede pasar también, no te sirva de nada siempre recordarás que eso no te aportaba nada e intentarás evitarlo pues no sirve de mucho hacer algo que no te aporte nada o a lo mejor si porque también te puede servir como experiencia.
Además no sólo cuando te ocurre algo malo te sirve como experiencia sino que además también te puede servir para hacerte más fuerte y confiar más en ti mismo pues por ejemplo en una situación desagradable en la que nos hayan regañado en vez de tomarnos esa regañina como algo malo y llenarnos de rencor lo que deberíamos hacer sería aplicarnos y pensar que aunque en ese momento lo hayamos pasado mal porque nos han hecho daño verbalmente eso nos va a servir además de cómo experiencia para no repetirlo más como fuerza para saber que a lo mejor lo has hecho mal pero que si no es ese el caso como algunas veces sucede vas a poder confiar en ti mismo para no enfrentarte sino hacer razonar a la otra persona que tú no has tenido la culpa. Lo malo es que el ser humano suele ser muy cabezota, en mayor o menor medida, por eso suele tirar para el lado más fácil que es el lado del cabreo y del rencor en vez de hacia el lado de la reflexión que es mucho más gratificante aunque yo comprendo también como seres imperfectos que somos que este paso es muy duro y costoso pero que si se consigue poner en práctica a lo largo de la vida vamos a tener más alegrías que penas y ¿cuál es el objetivo del hombre sino buscar la felicidad?. Y ya que ha salido el término felicidad también podríamos utilizarlo para darnos cuenta, al igual que la mayoría de los filósofos ya lo hicieron en su época o lo hacen ahora, de que el hombre tiene un objetivo muy claro en esta vida que es buscar la felicidad y que la mayoría de los seres humanos directa o indirectamente enfocan todas sus acciones a buscar esta felicidad. Por eso volviendo al refrán planteó la siguiente pregunta ¿ de qué sirve amargarse con algo que no te ha gustado o te resultado horrible si se puede olvidar y comenzar de nuevo? Con esto me refiero a que hay veces en las que situaciones o acciones que nos resultan malas o crueles son tomadas con demasiada importancia, a veces más de la que tienen, en vez de ser perdonadas o simplemente olvidadas porque al fin y al cabo ni la persona que resulta ser más buena y agradable puede lucir ser perfecto pues ni ella está libre de cometer alguna maldad aunque como antes he dicho sea indirectamente.
Volviendo a lo que es el refrán podríamos descifrar también que no sólo las cosas no tienen la importancia que a veces parecen tener sino que además podemos descubrir mediante esto de que pie cojea cada persona, es decir que hay veces en las que justo las personas que más juzgan las maldades son las que luego más las cometen y no es que sean personas que van insultando o mintiendo nada de eso sino que son personas que no tienen buenos pensamientos de las personas y sienten envidia de la mala de las cosas, aunque no sean materiales, de los demás aunque estas personas se las hayan ganado y no vayan chuleándose ni nada parecido, me refiero a algo parecido a la envidia pero que no es esta. Esta idea me parece importante y bastante presente en la sociedad actual en la que precisamente la mayor parte de las personas presumen de lo que carecen y podríamos empezar por los políticos, los cuales con tal de conseguir el poder mienten a la gente con promesas que saben que lo van a cumplir y de las cuales una vez llegan a este se olvidan totalmente, aunque no es directamente de lo que habla el refrán tiene mucho que ver pues de una forma indirecta te lo deja ver o te hace darte cuenta.
Y es que al fin y al cabo el mal igual que el bien son elementos del destino que `` se dejan ver´´ o que como si de una representación teatral se tratara actúan de forma ordenada o a veces desordenada en la función de la vida. A lo mejor suena a risa pero yo creo que es así más o menos y que aunque no queramos ninguno de nosotros podemos parar esa representación, aunque nos haga llorar mucho o reír tanto que nos duela la tripa, pues está así pactado y esa fuerza poderosa o ese Dios que nos ha creado y nos vigila como un director teatral vigila a sus actores para que todo salga bien no quiere que el espectáculo cese y en el caso de que cese el lugar al que esos actores van a parar se desconoce y se desconocerá siempre, quizás por que es tan bonito que nadie quiere que alguien lo conozca sin habérselo merecido y aunque esto suene fuerte es así porque yo creo que igual que el destino de la mayoría de los seres humanos es el de actuar en la gran obra de la vida el de algunos otros seres humanos es el de vivir plácidamente en un lugar imperturbable mientras que los actores de la obra les hacen reír o llorar. 
Sería muy bonito que fuera así y quien sabe quizás sea así y estemos representando un papel, aunque en el caso de que sea así pienso que el reparto de papeles ha sido un poco injusto con algunos y demasiado bueno para otros.
Aunque esto que he dicho resulte una desviación del tema o del comentario del refrán no lo es ya que como he dicho antes el mal es parte del destino de ahí que además de no tenerle en la mayoría de las ocasiones que darle tanta importancia, vuelvo a insistir que no estoy hablando de un mal relacionado con la violencia, habría que recapacitar acerca de los egoístas que somos aveces los seres humanos cuando nos quejamos por alguna cosa o situación sin pensar antes que en el mundo por desgracia hay mucha, muchísima gente que está mucho peor que nosotros y que aunque sea víctima de unas grandísimas injusticias vive feliz porque tiene el amor de los suyos y lo valora tanto que se olvida de sus males, por eso todos nos deberíamos proponer que antes de pensar que el mal es algo que nos va a afectar muchísimo y que somos unos pobrecillos pensemos que el mal seguirá siendo mal y seguirá existiendo por desgracia pero que la mejor forma de combatirlo es apoyándose unos en otros olvidando el daño que te haya hecho otra persona y perdonándolo porque sólo así podremos avanzar y ver que este refrán quizás es bastante cierto pues hay veces que `` merece la pena´´ sufrir algo malo para darte cuenta de que tienes gente que te quiere y que te apoya y además que si tú te das cuenta de que perdonando te va mejor perdones al que te ha ofendido y les hagas ver que no tiene porque hacerlo y así además de ayudarte a ti mismo estarás ayudando a otra persona.
Quizás esto no era lo que se pedía en este trabajo pero yo creo que la filosofía sirve para eso para ver los errores que tiene el ser humano e intentar corregirlos o evitarlos en la medida que se pueda y dentro de mis limitaciones es lo que he intentado hacer o explicar porque me parece muy importante este concepto que parece que en la sociedad de hoy se está medio olvidando porque por lo que yo puedo ver cada vez más la gente va a proteger sus propios intereses aunque esto suponga pisar al que tienes al lado sin importarte su sufrimiento y eso para mi es uno de los modos principales de practicar la maldad aunque a la gente no se lo parezca.

 

 

VOLVER A LA PORTADA