Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

Durante el curso 2000-2001 hemos visto la película Matrix, de los hermanos Wachowski.  Tomando como punto de partida su argumento hemos reflexionado en clase de 1º de bachillerato sobre el realismo y el idealismo metafísicos, la ciencia y el conocimiento en general. He aquí dos disertaciones, la de Yago Márquez Pérez  y la de David Medina Rodríguez, alumnos de 1º de bachillerato del IES Carlos Bousoño de Majadahonda (junio de 2001).

    CIENCIA: REALISMO E IDEALISMO (por Yago Márquez Pérez)

           La investigación científica obliga casi siempre a tomar partido por una de las dos tendencias de pensamiento filosófico: el realismo, que ha existido desde el inicio de la historia filosófica y que se toma como un acercamiento cada vez más progresivo a la realidad absoluta, o por el contrario el idealismo, tendencia del último siglo que habla de los nuevos descubrimientos como un mero juego de ideas con una visión útil.

            Mi visión no es la de un científico pero considero que la realidad absoluta es algo casi inalcanzable, una utopía que a lo mejor no merece la pena alcanzar. Los descubrimientos científicos tratan de mejorar la vida, es eso indiscutible, pero no creo que mucho científicos busquen la verdad absoluta. En la antigüedad se buscaba llegar a saberlo todo sobre un tema y probablemente hubo gente que pensó que lo había conseguido, pero entonces: ¿por qué todavía, cientos de años después, hay gente que estudia e investiga como el primer día? El que pensaba que había dado con la verdad, realmente había dado con su verdad, su visión de la realidad y que a él le parecía apropiada, pero acto seguido podía llegar otro científico y rebatirlo, y hacer que todas sus verdades se hiciesen falsedades de un día para otro. En mi opinión, la ciencia ahora no busca verdades o hechos que demuestren a otros que están equivocados, simplemente, entre todos, tratan de conseguir un acercamiento al bienestar en el que poco importa si es verdad o no: un enfermo busca su vacuna sin pensar si esa vacuna es la realidad, la solución total, porque él nunca encontrará una solución total para su enfermedad y porque siempre esperará un tratamiento que le haga mejorar cada vez más. La realidad total si se alcanzase supondría la pérdida de esperanza, la total objetividad y omnisciencia que no podría cambiarse. Si se haya la verdad se corre el gran peligro de no estar de acuerdo con ella, y eso sí que no se puede cambiar.

            A lo largo de la historia ha habido enfrentamientos respecto a diferentes teorías científicas, como el de la posición de la Tierra en el universo: el heliocentrismo y el geocentrismo. La R.A.E define heliocentrismo como el sistema de Copérnico y demás que consideran el Sol como centro del Universo, y geocentrismo como el sistema de Tolomeo y demás que ven en la Tierra el centro del Universo. Durante mucho tiempo, el geocentrismo fue la teoría aceptada, la verdad con la que habían dado después de investigaciones múltiples. Por fin habían dado con la realidad que tanto buscaban: la Tierra, el único planeta donde reinaba la vida humana tenía que ser a la fuerza el centro de todo y de todos, el Universo debía de estar a la disposición de la Tierra y era una locura pensar en cualquier otra conjetura. De pronto las teorías se hacen contrarias a la aceptada y la hegemonía terrestre corre peligro, un grupo de locos se atreven a decir que el sol es centro del Universo y su teoría heliocéntrica además parece razonable. Defienden que la Tierra además de no poder ser el centro del Universo, es un planeta más dentro de un sistema en el que el Sol manda. Todos giran alrededor de él y de ahí el por qué de los días y las noches y de todos esos fenómenos que antes se empeñaban en achacarse a los dioses. ¿Y qué dirían entonces los científicos realistas convencidos de que su teoría era la que valía, la gran verdad? Primero se enfadarían y descalificarían a los atrevidos y les acusarían de herejes, porque Dios ahí también ha tenido mucho que ver. Habrían faltado a Dios y eso merecería la muerte, y algunos morían con la causa. Pero la cara que se le queda a la gente cuando se da cuenta que ha estado diciendo tonterías como teoría es muy significativa, y también se le quitarían las ganas de seguir investigando, y entonces ahí acaba todo el realismo y toda la verdad absoluta que habían averiguado. Pero su verdad, aunque sea por orgullo sería verdad siempre. Entonces los nuevos científicos, los "vencedores" de la batalla de las teorías también habían encontrado la verdad. Así pues, ¿había dos verdades? No. Había dos teorías y seguramente uno de los dos bandos habrían preferido no encontrar nunca la verdad absoluta, porque era todo mentira.

            Así que la realidad para unos existe y para otros no. Y para otros existe pero está encubierta, como para Neo en Matrix, que consigue darse cuenta que vive en un mundo ficticio a tiempo. Pararse a pensar en si el mundo que vivimos es la realidad o si alguien desde algún lado nos domina, nos vigila y nos maneja, no es usual. Ese pensamiento implica indirectamente vivir con una intranquilidad y un escepticismo que en mi opinión, no es bueno. Tener siempre encima la posibilidad de la falsedad en el mundo en que se vive te impide disfrutar de las cosas, creer que lo que viene no es real del todo y que lo que va a venir se domina desde un lugar remoto. No sabemos si el mundo es o no es real, pero vivimos sin inmutarnos, por lo menos hasta el momento que venga alguien como Neo a decirnos que todo es mentira y entonces, nos guste o no, tendremos que aceptarlo. Pero hasta el momento vivimos tranquilos y aunque resulta lastimoso decirlo, a veces, la ignorancia es felicidad, y no tener conocimiento de nada extraño que ocurre al otro lado de ese mundo de dos lados que nos muestra la película es hasta beneficioso, es cobarde, pero si solamente vamos a pasar una vida, vamos a procurar que no esté llena de líos. ¿Qué todo es de mentira? Se tratará de vivir como si fuera de verdad. El problema es darse cuenta del engaño que se está sufriendo, que fue lo que le ocurrió a Neo. Entonces sí se pasa del estatismo a la acción, a tratar de salvar el mundo como solución y de abrir los ojos al resto de ciudadanos.

            La situación de Matrix, aun sabiendo que tan solo es una película, hace pensar sobre el poder de la ciencia en un mundo, el de la tecnología, en el que pronto llegaremos a no entender absolutamente nada pero asentiremos como si lo hubiéramos comprendido todo. La situación que propone puede que esté sucediendo a una escala menor ya que el poder mediático la mayoría de las veces oculta y esconde adelantos o descubrimientos científicos que en un momento hubieran podido resultar útiles pero que por una serie de intereses desconocidos no salen a la luz, y entonces se muestra la parte de la realidad que interesa en el momento. No se sabe quién está detrás de todo esto y probablemente no haya una persona, una circunstancia o una premeditación previa, sino un cúmulo de circunstancias que hace que al final se nos informe sólo de lo que es estrictamente necesario. Por consiguiente se puede interpretar a película también como una metáfora del engaño que esta sufriendo la población bajo un mundo controlado por un montón de cables y de personas. Pero el engaño no implica la tristeza, sino ignorancia; cuando Neo descubre Matrix lo único que piensa es la cantidad de tiempo que ha permanecido ausente de la verdad. También se puede creer que al descubrirlo todo ya ha dado con la realidad absoluta, pero ¿quién le garantiza que no permanece dentro de otra falsedad aún más retorcida? Neo se dará cuenta que ha llegado a la realidad cuando su mente lo diga, porque en la realidad, también tiene que ver mucho la mente. Uno sólo se situará en la realidad cuando esté convencido de ello, pero aún así, corre el peligro de equivocarse como les ocurrió a los defensores de la teoría geocéntrica.

            La duda sobre si el mundo en el que vivimos es verdadero o es todo un farsa no es una duda que se haya creado ahora a propósito de Matrix, sino una idea que circula por la mente humana desde el principio de la historia de la filosofía, de hecho, la película se basa en un relato de Platón titulado La Caverna con el que tiene algunas similitudes y un argumento prácticamente igual. Realmente Matrix es la resolución que da en el final de La Caverna. El interior de la caverna en el relato es la Tierra en la película, y los encadenados privados de libertad representa a la humanidad engañada. El elegido es Neo y quien le hace ver la realidad, en el relato no se especifica, pero en la película es Morfeo y sus compañeros, que son conscientes de todo lo que ocurre. Incluso los primeros momentos para Neo son tal y como los relata Platón para su elegido, al principio no es capaz de apreciar todo lo que tiene y debe de ir acostumbrándose a la luz, igual que Neo a la información que va recibiendo. En general los paralelismos entre  las dos historias son numerosos. La caracterización del héroe como el alma que se eleva al mundo inteligible que propone Platón se ve en la película, al darse cuenta de todo, Neo siente que su obligación moral es tratar de poner a la humanidad al corriente de la irrealidad en la que están viviendo inmediatamente. Con esto, Platón advierte que sólo la total perfección o la muerte hará posible la visión de la realidad tal y como es (Platón era realista). Por eso hay que tratar, según Platón de dirigir al alma hacia la educación, porque a veces que no está dirigida en buena dirección.

 

      Yago Márquez Pérez 1º B

 

 

MATRIX y el Mito de la Caverna ( por David Medina Rodríguez)

 

  El asombroso parecido ético de la película  MATRIX con el Mito de la Caverna, descrito por Platón hace mas de mil años, nos hace comprender que existen preguntas que el ser humano no puede contestar con total seguridad, ya que no está en condiciones de demostrar su propio razonamiento.Lo mas aproximado a esto , consiste en dar una interpretación sobre el tema, que al final  acaba uniendose a la tendencia filosófica mas cercana a las posturas de su autor.

 

  Tanto en el Mito de la Caverna como en  MATRIX, se produce el eterno debate de la cuestión sobre lo real, es decir sobre la realidad ; ¿Es real lo que vivimos?, ¿Vivimos lo que vemos?,y si lo que vemos es real ¿Por,qué lo vivimos?.

  Cualquier persona, en algun momento de su vida se ha planteado, alguna de estas preguntas, y es en  MATRIX cuando Neo, en representación del ser humano convencional, con una vida mas o menos , peculiar, decide ir mas alla de la pregunta, en busca de respuestas.

 

  Mientras que el realismo nos afirma que las cosas existen fuera e independientemente de la conciencia del sujeto cognoscente. El idealismo partiendo sobre una base de lo real opina que esa misma realidad no puede ser representada tan solo con los sentidos externos, sino que tambien debe de tomarse en cuenta la mente o la conciencia, según lo cual lo mas importante en la vida humana son los ideales de cada persona. En medio de estas orientaciones filosóficas aparece el importante concepto de ciencia. Y tanto realismo como idealismo lo interpretan a su manera. Considerado como un mero juego util de ideas por idealistas, y como instrumento para el descubrimiento de la realidad por realistas, podemos llegar a la conclusión  de dos importantes deducciones:  1.Que Platón era realista  2.Que se trataba de un realismo crítico. Llegamos a pensar hoy en día esto porque Platón opina a través  de sus textos que la ciencia descubre la realidad, en definitiva, que la ciencia es el camino que nos demuestra y nos puede guíar hacia la verdad (que precisamente es uno de los factores que caracterizan  MATRIX ).

 

  De esta forma se entiende MATRIX como una metáfora del valor de la ciencia frente al engaño y la ignorancia, ya que realmente la ciencia avanza casi en paralelo a las personas corrientes, descubriendo y provocando que en multitud de veces el hombre ha cometido errores creyendo estar totalmente convencido, y ha sido la ciencia quien le ha golpeado fuertemente con el martillo de la verdad. Un ejemplo: cuando hace bastantes años un físico promulgó una teoría por la cual los planetas existentes del sistema solar se encontraban a una distancia proporcionalmente igual gracias a una regla matemática, se empezó a pensar de manera generalizada que dicho descubrimiento podía ser cierto. Años más tarde, con la tecnología necesaria, se descubrieron dos planetas más, Neptuno y Plutón, que no cumplían el postulado creado anteriormente. Se llega a la conclusión de que incluso ahora, podemos estar frente a la ignorancia y el engaño, ya que no sabemos dentro de doscientos años qué nivel alcanzaremos en lo referente a conocimiento científico.

 

  En mi opinión, tanto MATRIX como el Mito de la Caverna de platón  son una clara alegoría a la vida. La vida como conocimiento de la verdad. Esa verdad es concebida como si fuera una regla de inferencia, en la que por medio de una razonamiento básico, sirve para analizar y comprender mejor razonamientos más complejos y poder determinar de esta manera si son correctos o no.

 

  Pienso que ese nivel de ciencia y técnica será alcanzado. A lo mejor a un ritmo algo lento, como el de la última década, pero hoy ya nadie duda que la capacidad del hombre es tan grande, que incluso va contra la naturaleza, en vez de , como cualquier otra especie, tratar de adaptarse al medio para lograr sobrevivir. Sin embargo, en la actualidad , es él el que adapta dicho medio a sus necesidades, con lo que está en un punto muerto de la evolución.

 

  Tanto el film como el texto platónico son un grito al despertar de las personas que muchas veces se quedan dormidas creyendo todo lo que se ve o se dice porque aparentemente es verdad. Cada persona debe pensar siempre, que al final la mente no es tanto un espejo de la realidad sino que es un elemento activo de ella, ya que el “Matrix” de la película nos lo encontramos a diario en la televisión, la prensa o incluso los gobiernos. 

 

David Medina Rodríguez  1ºB

 

 

VOLVER A LA PORTADA