Portada

Artículos y fuentes Actividades-aula

Arte y Filosofía

Hª de la filosofía

Imaginario filosófico

Libros- reseñas

Entrevistas, links,noticias,...

Comunidades de la Caverna

Philo-Chat News-filosofía

 Sobre el bilingüismo.

 (Por alumnos de 2º de Bachillerato del IES. Beatriu Fajardo de Mendoza, de Benidorm, y su profesor Juan José Lara Peñaranda).Marzo de 2003

 

En la asignatura de Sociología del 2º curso de Bachillerato de Humanidades, se suele estudiar el interesante tema del nacionalismo. Muy relacionado con él, por aquello del “nacionalismo lingüístico”, se halla el problema del bilingüismo existente en muchos territorios del mundo y de España. Ya que estamos en la Comunidad Valenciana, territorio bilingüe, es interesante conocer las opiniones de quienes se están educando allí, así que aquí van unos ensayos redactados por los alumnos sobre «El problema del bilingüismo en la Comunidad Valenciana». Es fácil percatarse, eso sí, de que nos hallamos en Benidorm, lugar turístico donde los haya y tradicional recipiente de inmigrantes, con lo que el catalán es aquí una lengua minorizada y los sentimientos nacionalistas se hallan reducidos a un mínimo.

 

Profesor de la asignatura: Juan José Lara Peñaranda

IES. Beatriu Fajardo de Mendoza

Benidorm

 

 

 

 

  Bilingüismo, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española su significado es uso habitual de dos lenguas en una misma región o por una misma persona. Pero detrás de esta sencilla definición se encuentra algo mucho más complicado de definir.

 

 En los llamados “Países Catalanes” conviven dos lenguas, el castellano (lengua oficial y mayoritaria de España) y el catalán, desplazado por el castellano en la mayoría de regiones a meros ámbitos informales, esto, evidentemente, va en contra de los intereses de los nacionalistas e independentistas, o defensores acérrimos del catalán como lengua única y oficial del “Estado catalán”.

 

 Cataluña junto con Andorra, las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana integrarían los “Países Catalanes”. Son cuatro territorios bilingües, en ellos se habla el castellano y el catalán, mallorquín o valenciano. Pero ¿hasta qué punto debe hablarse una lengua u otra?

 

 Según los nacionalistas que piden la unificación e independencia de los Países Catalanes, sólo puede haber una lengua oficial que es el catalán, a partir de ahí y como segunda opción estaría el castellano, justo al contrario de cómo viene sucediendo hasta ahora. Desde mi experiencia podría hablar de mi municipio, en el que los carteles municipales se encuentran en las dos lenguas, primero en valenciano y después en castellano. Pero existen otras ciudades en las que esto no es así, es el ejemplo de Benidorm. Cuando caminas por sus calles puedes ver los letreros en castellano y valenciano, pero principalmente predomina el castellano, desde mi punto de vista, en una ciudad como Benidorm está bien así, ya que hay muchos extranjeros y muchas personas provenientes de otras comunidades autónomas para las que el valenciano es una lengua totalmente desconocida, además Benidorm es una ciudad que vive del turismo y si ya es difícil para los turistas leer el castellano, aún mas lo sería leer el valenciano. Nadie dice nada cuando se va a la “zona guiri” y mire donde mire todo se lee en inglés. Desde mi punto de vista todo es una cuestión de ideología. Nunca comprenderé la imposición forzosa de algo, sea lo que sea, y menos de una lengua que, a pesar de que yo la hablo y la comprendo, no deja de ser minoritaria y con muchísima menor importancia que el castellano, una lengua del campo, y sí, pertenece a la cultura de los valencianos y catalanes, pero es innegable que ante todo los Países Catalanes se encuentran en España, ante todo somos españoles y ante todo en España la lengua oficial es el español. Yo creo que el poseer una lengua propia, no es signo de independencia y que es sólo un pretexto para desvincularse del propio Estado español, un pretexto para matar como es el caso de Euskadi. Si utilizáramos el pretexto de la lengua para establecer las fronteras de las naciones habría que cambiar por completo la disposición mundial de los países, convirtiéndose estos en territorios totalmente heterogéneos, así por ejemplo España tendría territorios en Sudamérica, Francia tendría una parte de Canadá y así un largo etcétera.

 

  En definitiva, opino que los llamados Países Catalanes no son más que un fantasma en una sociedad en la que los dirigentes utilizan pretextos cualesquiera para defender sus ideales y llevarlos acabo, cueste lo que cueste.

 

Darío Muñoz Álvarez. 

 

 

  Para introducir el tema debería definir que es bilingüismo. El bilingüismo es el hecho de que en un lugar se hablen dos lenguas.

 

  En la Comunidad Valenciana existe el problema del bilingüismo, se le considera un problema debido a que existe distintas posturas a cerca de él. Principalmente se dividen en:

 

  1. a favor del valenciano.
  2. a favor del castellano.

 

  Estas posturas están condicionadas en si has nacido o no en ésa comunidad.

 

  En mi opinión no se debe exigir aprender la lengua de la comunidad autónoma en la que vives, cada uno debe elegir si desea aprender esa lengua o no. Pondré como ejemplo mi caso: Nací en Madrid y desde hace cinco años vivo en la Comunidad Valenciana. A mi no me interesa aprender valenciano porque me considero castellana, aunque respeto que los que hayan nacido aquí utilicen el valenciano como lengua, sin embargo creo que existen otras lenguas más útiles (inglés) que puedes utilizar en cualquier situación, no como el valenciano, que sales de valencia y no te sirve para nada.

 

  Finalmente decir que al igual que ellos piden respeto hacia su lengua, también deberían comprender a los que son castellanos y no obligarles a comprender una lengua que debería ser opcional, tanto para los que nacen aquí como para los que vienen de fuera, ya que hay muchos valencianos que no usan el valenciano.

 

Sonia Navas Galindo

 

 

 

 

  Para poder hablar de valenciano, catalán, balear, rosellonés o aranés primero tenemos que entenderlos como dialectos que entre todos forman una lengua: el CATALÁN. Y ninguno de estos dialectos es más importante que el otro indistintamente del número de hablantes de cada dialecto.

 

  Si hablamos del catalán como el conjunto de estos dialectos, o sea, como lengua, hay que decir que somos nueve millones de españoles los que hablamos esta lengua. Es un porcentaje bajo con respecto al castellano, lengua oficial de España, pero bastante bueno si lo comparamos con el vasco, el gallego o el asturiano, que son muy inferiores.

 

  Para mi el catalán es tan válido e importante como el castellano, pues se habla en España desde tiempos de los romanos, cuando se difundió el latín a causa de la caída del imperio en el siglo V.

 

  Siendo esta lengua tan antigua, no sé cómo las personas que la hablamos no hacemos nada para difundirla, o al menos conservarla para que no se acabe perdiendo, pues sería una lástima, pues al fin y al cabo es cultura general.

 

  En los últimos años con tantos inmigrantes del interior de la península, nuestra comunidad se ha visto invadida. Podríamos decir que casi hay más “castellanos” que gente de aquí que aún hable nuestra lengua.

Por eso para que el catalán no desaparezca, la Generalitat debería invertir un mínimo para fomentarlo. Y la mejor manera es empezar por la enseñanza. En el caso de la Comunidad Valenciana deberían hacer obligatorio el valenciano en las escuelas e institutos para que desde pequeños los niños aprendan a hablarlo, aunque no lo utilicen normalmente, pero al menos que pueda defenderse y si se da el caso que tenga una conversación con algún valenciano que pueda contestar en ésta lengua que es la que se debe hablar aquí y seguro que quedará como un rey.

 

  Como obligar a estudiar el valenciano es un poco difícil porque no todo el mundo está a favor y hay mucha diversidad de culturas con sus respectivas lenguas, lo ideal sería dar más asignaturas en valenciano aparte de ésta.

 

  Esto no es lo único que se puede hacer por nuestra lengua. Se puede difundir de muchas otras maneras:

-en carteles y señales:

¿por qué carteles en castellano e incluso en inglés y no es valenciano, que es como deberían estar? Porque hasta donde yo tengo entendido, el inglés no es ninguna lengua oficial ni de la comunidad ni del país. Entonces, no se que “pintan” por todos los bares y comercios.

 

  En cuanto a las señales de tráfico, tendrían que ponerse  en los dos idiomas o sólo en valenciano, pero no sólo en castellano porque no es la única lengua que se habla aquí. Aunque señales en valenciano podemos encontrar, pero muy pocas en relación a las que hay repartidas por toda la zona de habla catalana.

-en televisión:

ya existen dos canales en valenciano, uno íntegramente en valenciano (punt 2) que además es muy cultural y educativo, y otro que combina los dos idiomas (canal 9).

Creo que éstas son maneras indirectas de aprender valenciano y familiarizarse con él, pero sobre todo de fomentarlo.

 

  Para un valenciano no hay nada peor y que te haga sentir más mal, que acudir a un establecimiento público y al hablar valenciano que contesten la típica frase: “¿me puedes hablar en castellano?”, o peor aún: “¿me hablas en cristiano?”. Que pasa, ¿qué el valenciano no es cristiano? Pues que sepan que para poder atenderme, antes han tenido que pedir un permiso de apertura de establecimientos, que curiosamente está escrito en valenciano.

 

  A todas esas personas que vienen aquí sin tener ni idea de valenciano no deberían dejarles trabajar en estos sitios sin hacerles unos exámenes o pruebas mínimas de la lengua, que yo encuentro requisito indispensable si quieren trabajar aquí. Si no están de acuerdo en hablarlo ni aprenderlo, se pueden ir a sus respectivas comunidades que allí no correrán el riesgo de que alguien les hable valenciano. Pero si realmente quieren mejorar económicamente y por ello deben venir aquí a trabajar, no debería suponerles ningún esfuerzo aprender valenciano, sino una ayuda para mejorar en cara a la sociedad.

Lo que está claro es que no vamos a conseguir nada por nuestros medios sin ayuda de la Generalitat, que desgraciadamente es poca. Si la Generalitat hubiese querido que se utilizase más el valenciano ya habrían hecho algo, pero creo que en verdad les da igual y es triste porque siendo la lengua propia de esta comunidad, deberían hacer algo más por ella. Como en el caso del catalán en Cataluña, donde el gobierno hace algo más por la lengua que un día nos dejaron aquí y que desde entonces ha permanecido y que gracias a unos cuántos (muy pocos por desgracia) el valenciano, catalán, balear, rosellonés y aranés seguirá vivo y espero que no sólo en nuestros corazones, sino también en los de los “inmigrantes” viven aquí. 

 

Eugenia Reig Romà

 

 

 

  La idea de Estado-Nación podría definirse como un territorio con un poder centralizado que tiene el monopolio de la violencia y nación sería una presunta agrupación natural de personas que preexiste y fundamenta el estado.

 

  En España hay mucho nacionalismo, es decir, España contiene mucha población con una ideología política que tiene un individuo con un sentimiento romántico hacia su patria, pero ¿qué opina la gente del nacionalismo? En España estamos entre mucha gente que es nacionalista porque ama mucho su país, su patria y su nación.

 

  En España estamos entre personas que se sienten de los Países Catalanes o de Euskal Herria, e incluso quieren la independencia de estos “países”. Yo vivo en la Comunidad Valenciana y no me creo catalana ni creo que debería independizarse de España, porque yo opino que pertenece a España. Hay muchas lenguas en España, está el catalán, que de ahí salen el valenciano y la lengua que se habla en Mallorca. Por otro lado está la lengua vasca. En España hay muchos problemas con el bilingüismo, porque hay gente de Valencia, que pretende que se inculque la lengua valenciana obligatoria para todo. Esas personas que pretenden independizarse de España son nacionalistas y provocan a la población para que intenten imponer la lengua valenciana en toda la comunidad.

 

  Es cierto que si vivimos en los “Países Catalanes” tendríamos que saber valenciano pero tampoco hablarlo obligatoriamente, ya que yo estoy en un país libre y hablo mi lengua, el español.

 

  Yo considero que ya que vivimos en la comunidad valenciana tendríamos que aprender a hablar valenciano, pero no dar todas las asignaturas en valenciano, si no aprender valenciano pero hablar también en castellano.

 

  Estoy de acuerdo en que el valenciano se hable en Benidorm, pero las personas que deseen hablarlo. Pero creo que es mejor mantener conversaciones en castellano ya que aquí se habla muy poco en valenciano.

 

  Y sobretodo, no estoy de acuerdo con que los Países Catalanes se unan y hagan como Euskadi, ya que los vascos se consideran una nación. No creo que los Países Catalanes debieran separarse de España porque yo también me siento española y no sólo de los Países Catalanes, es más, me considero más española.

 

  Es cierto que aquí se habla valenciano, pero para mi no es justo que gente que venga de otros países o lugares de España tengan que hablar el idioma valenciano, ya que sería difícil para ellos. Es cierto que sí debería aprender español pero no valenciano ni catalán porque sería difícil para ellos ya que también nos resulta un poco difícil a nosotros.

 

  Yo creo que España debería seguir unida tanto con los Países Catalanes como Euskadi (aunque ellos no quieran) ya que se trata de un país donde todos hemos nacido y nos hemos criado y por muchos problemas de  bilingüismo todos debemos respetar a los que deseen hablar castellano o valenciano.

 

Beatriz Novella Ruíz

 

 

 

 ¿Debería estar reconocido el bilingüismo en nuestra Comunidad?

 

  Las dos lenguas, tanto el valenciano como el castellano, deberían estar reconocidas al 50% para que la gente decidiera qué lengua pretende dominar y practicar y a la vez respetar la opinión de otras personas para evitar conflictos.

 

  También se deberían dar las mismas oportunidades tanto en una lengua como en otra, por ejemplo, a la hora de las opciones para estudiar (colegio, universidad, instituto) que hubiera las mismas en cada una de las lenguas; a la hora de comunicarse, que las personas que trabajen en lugares públicos dominen las dos lenguas para evitar conflictos entre ciudadanos; también cuando se hagan carteles publicitarios o indicadores de carretera que deberían estar escritos en las dos lenguas para que estuviesen niveladas.

 

  Es importante tener en cuenta que opinar sobre este tema es muy delicado ya que tiene ventajas y desventajas, dependiendo de la ideología de las personas.

 

VENTAJAS:

-         siempre es beneficioso dominar dos o más lenguas

-         te facilita el aprender con más facilidad otros idiomas (francés, italiano, alemán)

-         es necesario enseñar a los niños las dos lenguas desde pequeños, para tener facilidad a la hora de estudiar

-         debe enseñarse en los colegios, universidades, institutos

 

DESVENTAJAS:

-         al enseñar las dos lenguas al niño, tiene dificultad y al final no aprende ninguna

-         problemas a la hora de escribir

-         se piensa que hay que respetar la lengua oficial (castellano) y promocionarla

-         no es necesario imponer solo una lengua en los centros de educación

 

  El tema del bilingüismo es muy difícil llevarlo a la práctica en la Comunidad, ya que la gente que emigró a nuestra Comunidad ya hace mucho tiempo provenían de Andalucía, lo que significa que no apoyan el bilingüismo y se cierran en mente para no aprenderlo ni enseñarlo a sus hijos.

 

  Otro problema es el tema político, que también interviene, pero a la vez no le suelen dar mucha importancia en algunos casos, en otros sí porque ya entraríamos en el tema del nacionalismo.

 

  Como ya se ha mencionado anteriormente, el bilingüismo es un problema que nos concierne a todos y que deberíamos apoyarnos todos para intentar nivelar las dos lenguas y no permitir que se pierda la lengua secundaria, como en este caso el valenciano.

 

Begoña Robles Urbano

 

 

 

  El tema a tratar del siguiente ensayo nos afecta muy de cerca en el territorio valenciano en el que residimos.

 

  No mucho tiempo atrás asistimos a una polémica relacionada con este asunto. Estudiantes y licenciados en filología catalana se veían repercutidos debido a que se les exigía para poder ejercer la docencia, un título de grado medio de la lengua valenciana. De cierta manera ponían en duda sus conocimientos lingüísticos en valenciano.

 

  No afirmamos con esta denuncia la subordinación del valenciano al catalán (somos conscientes de las diferencias entre ambas en varios aspectos) pero sí tenemos en cuenta que no existe una filología valenciana.

 

  Consideramos que más que una lengua el valenciano es una de las variedades del catalán y, por tanto, no se le debería aislar del catalán como se está haciendo.

 

  Como bien podemos observar, en la Comunidad Valenciana la lengua valenciana es opcional. Todo estudiante puede escoger o bien la línea valenciana o bien únicamente el valenciano como asignatura obligatoria y todas las demás asignaturas en la línea castellana.

 

  Por otro lado, se dan casos en que estudiantes que proceden de otras zonas, vienen aquí queriendo continuar sus estudios y tropiezan con el problema de la “imposición del valenciano”. En ocasiones sucede que al alumno le quedan, por ejemplo, dos cursos para finalizar sus estudios de grado medio, no obstante, le permiten la exención del valenciano. Evidentemente éste es un caso excepcional, porque normalmente suelen dar un año de exención.

 

  Cualquiera que sea el caso, a lo que pretendo referirme es a la tolerancia del bilingüismo que se da en nuestro territorio, ya no sólo en el ámbito académico (por las facilidades que se ofrecen) sino también en lo que respecta a folletos, algunos carteles...

 

  Por el contrario, en Cataluña y País Vasco no se dan ni facilidades ni se muestran tan tolerantes. Sobre todo en País Vasco que realmente se impone una lengua (el euskera) por encima del castellano (lengua subordinante). Se da la peculiaridad de dar las clases en euskera, inclinándose la mayor parte a esta línea a pesar de haber otras dos opciones

 

  Mientras que en la Comunidad Valenciana una minoría habla el valenciano, en País Vasco y Cataluña la mayor parte de la población respetan y aceptan la lengua impuesta.

 

  En definitiva, yo me manifiesto a favor del fomento de la lengua, pero no a la fuerza como por ejemplo el caso que citábamos al principio.

 

  Estoy a favor ya que la lengua también forma parte de la identidad, historia y costumbres de una comunidad.

 

  Toda persona que emigre a nuestra Comunidad deberá respetar la peculiaridad de la lengua y nosotros respetar si se opone a hablar nuestra lengua (siempre que ésta no sea menospreciada).

 

Beatriz Uclés Vázquez

 

 

 

  El valenciano es una lengua antigua y por motivos culturales, nacionales sigue en vigor, todavía se mantiene.

 

  No la veo una lengua muy importante, vamos, nada importante, por lo menos en Benidorm, zona turística... Que la demos en el instituto... vale... al fin y al cabo Benidorm pertenece a la Comunidad Valenciana.

 

  Bueno, el bilingüismo por ahora lo llevo bien, sólo me molesta dos horas a la semana en el instituto, bueno, a la larga nos viene bien porque si nos vamos a los pueblos que nos rodean el valenciano es hablado en casi todos los ámbitos de uso y por lo menos los entenderemos, gracias a esas dos horas molestosas.

 

  Pero por ejemplo en Cataluña, que en el instituto se da todo en catalán, eso ya es más duro y ni siquiera los que vienen de otros sitios les hacen una excepción, en cambio, aquí sí, así que por lo menos somos mucho más tolerantes en cuanto al valenciano.

 

  Así que me da igual que haya dos idiomas, ya que entiendo los dos, pero sólo utilizo y utilizaré siempre el castellano.

 

Kesia Uribe Antón

 

 

 

 Yo llevo viviendo unos 6 años en Benidorm y más o menos comprendo el valenciano pero por el contrario, no sé hablarlo apenas.

 

  La verdad es que es difícil venir de fuera y que te impongan una nueva lengua. Esto provoca que la rechaces y no se debe a que sea una lengua sino a que es una asignatura nueva y bastante difícil.

 

  Yo no creo que estuviera bien que nos dieran todas las asignaturas en valenciano, excepto el castellano, claro está. Pero tampoco veo bien que nos den todas en castellano. Yo creo que cada uno debería poder elegir en qué lengua quiere que le den clase.

 

  Respecto al tema de cómo deberían estar los carteles, es algo que no me importa mucho pero creo que sería más respetuoso para todos que estuvieran en las dos lenguas.

 

  De todas formas, no creo que saliera muy bien si se impusiera el valenciano como lengua obligatoria ya que hay mucha gente extranjera que bastante tiene con el castellano para ponerse a hablar el valenciano.

 

  Además, en Benidorm y alrededores hay muy poca gente valenciana, es decir, que haya nacido aquí y que además, hable normalmente el valenciano más que el castellano. Si se hicieran unas elecciones a favor o en contra, seguramente saldría que no quieren el valenciano como primera lengua.

 

María Herrera Muñozo

 

 

 

 

 

VOLVER A LA PORTADA